Francia y Marruecos realizan maniobras militares conjuntas con sus aviones Mirage

Se trata de intercambiar experiencias entre dos ejércitos que utilizan el mismo modelo de caza

Un caza francés tipo Mirage-2000 antes de despegar para atacar posiciones terroristas en Siria.
Un caza francés tipo Mirage-2000 antes de despegar para atacar posiciones terroristas en Siria.

Hasta el próximo viernes, se desarrollan en Marruecos unos ejercicios militares conjuntos con Francia protagonizados por los aviones Mirage 2000 de la Fuerza Aérea gala y los Mirage F1 de las Royal Air Forces. El objetivo es el de renovar los vínculos de cooperación aeronáutica militar entre ambas naciones.

“La 3ª ala de cazas del BA133 de Nancy está en Marruecos diez años después del último ejercicio del Ejército del Aire y del Espacio en Marruecos, en diciembre de 2012″, para participar en el ejercicio militar conjunto denominado “Air Morocco Exchange 2022″, subraya el Air and Space Force en un comunicado publicado en el portal Far-Morocco.

En el marco de este ejercicio, Francia ha desplegado tres Mirage 2000D en un destacamento que reúne a cerca de 80 aviadores de diversas especialidades: pilotos, navegantes, oficiales de sistemas de armas, mecánicos, secretarios, comandos, informáticos y operadores de inteligencia.

A través de los ejercicios realizados , el destacamento galose esfuerza por renovar los vínculos de cooperación aeronáutica militar entre la Fuerza Aérea y del Espacio y la Royal Air Force. Los pilotos pudieron intercambiar así los conocimientos necesarios para un despliegue operativo en el norte de Marruecos. El entrenamiento realizado con dos oleadas de salidas por día permite reforzar la interoperabilidad entre la aviación de combate francesa y marroquí.

“El intercambio de experiencias es un punto clave de esta misión durante las sesiones informativas y los informes organizados dentro de las instalaciones del escuadrón Mirage F1 en la base aérea de Sidi Slimane. “Esto nos permite volar con el mítico avión que es el Mirage F1 al desarrollar nuestra interoperabilidad”, dice el comandante Nicolas, director del ejercicio francés.

“Los jóvenes de la escuadra pueden así tener un primer acercamiento al entorno del desierto africano. Además, es genial poder volar con el Mirage F1 que los marroquíes nos mostraron de cerca. Me sorprende el sistema que se ha modernizado por dentro”, añade.