América

Opinión

Trump pensó en apoyar a Gantz en contra de Netanyahu

El yerno del ex presidente revela que se sintió traicionado personalmente por las declaraciones hechas por “Bibi”

Un cartel electoral cerca de Tel Aviv durante la campaña de marzo de 2021
Un cartel electoral cerca de Tel Aviv durante la campaña de marzo de 2021 ABIR SULTAN EFE

Veinte días antes de su lanzamiento oficial, el libro de Jared Kushner ya está haciendo ruido con la publicación de algunos fragmentos de las muchas revelaciones en las que abunda.

Como gran testigo directo de la historia, en particular de las relaciones entre Estados Unidos e Israel, Kushner confirma que el ex inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, no apreciaba al ex primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Habiendo sido el asesor más cercano del ex presidente estadounidense, el autor informa que el colmo del desencanto se alcanzó cuando Trump se sintió traicionado personalmente por las declaraciones hechas por “Bibi” frente a los embajadores árabes de que el ex presidente había sido invitado especialmente para el anuncio de su plan de paz para Oriente Medio.

Ese día, para sorpresa de todos, Netanyahu anunció que tenía la intención de anexar el Valle del Jordán y todos los asentamientos judíos en la Cisjordania ocupada, tomando por sorpresa a Trump y Kushner. Este último precisa que tales declaraciones no habían sido aprobadas por el presidente, quien en cambio había pedido al embajador israelí, Ron Dermer, que el discurso de Netanyahu fuera “breve y por encima de conjeturas políticas”.

Kushner informa que al salir de la recepción, los de su clase le confiaron que se había sentido “manchado” por el “discurso de campaña” de Bibi.

Incluso antes de este incidente, otra sorprendente revelación contenida en “Breaking History” disipa cualquier duda sobre la tumultuosa relación entre Trump y Bibi. “Antes de las elecciones de marzo de 2020, Trump quería apoyar a Benny Gantz, que era el rival de Netanyahu”, escribe el ex asesor principal de la Casa Blanca.

Kushner dice que Trump estaba entusiasmado con Gantz inmediatamente después de reunirse con él en la Oficina Oval el 27 de enero de 2020, el día antes del anuncio del plan de paz de Estados Unidos para el conflicto israelí-palestino.

Si no hubiera sido por el consejo que le dieron sobre la neutralidad que le impone su estatus, Trump habría sorprendido a su mundo al anunciar su preferencia por Gantz. Su disgusto por Netanyahu se acentuó cuando se apresuró a llamar a Joe Biden para felicitarlo por su elección, leemos en “Breaking History”. Kushner informa que Trump sintió este acto como una traición más.

Las memorias de Jared Kushner ciertamente animarán muchos debates en Estados Unidos como en Israel.