El Kremlin explica cuál es la estrategia de Rusia en la guerra con Ucrania a partir de ahora

Putin asegura que Occidente ha convertido Ucrania en una “colonia” y usa a su población “como un ariete” contra Rusia

Agentes de policía con fragmentos de cohetes lanzados por Rusia sobre Jarkov
Agentes de policía con fragmentos de cohetes lanzados por Rusia sobre Jarkov FOTO: Libkos AP

El presidente ruso, Vladimir Putin, ya ha dicho que espera una guerra larga en Ucrania. En sus últimas declaraciones ha ido un paso más allá y ha acusado a Occidente de haber estado “explotando vergonzosamente” a Ucrania durante años hasta convertirlo en “su colonia” y utilizar ahora a su población como un “ariete” en la lucha contra Rusia.

El inquilino del Kremlin ha señalado que Estados Unidos y sus “satélites” en cuestión de relaciones internacionales han confiado en el “factor de la fuerza” y han destruido la “arquitectura de la estabilidad estratégica” que se ha estado creando durante décadas. Además, “siguen expandiéndose de forma agresiva por la geografía de la OTAN en un intento por expandirse”, ha puntualizado.

En este contexto, el líder ruso no va a dar un paso atrás en Ucrania, pero tampoco lo dará hacia adelante. Al menos así lo ha sugerido el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, en una conferencia de prensa en la que ha explicado a los periodistas cuál es la nueva estrategia del presidente Putin para la guerra de Ucrania.

Peskov ha explicado que Moscú no tiene actualmente como objetivo apoderarse de nuevas tierras en Ucrania, sino que intentará recuperar el control de las áreas de las que se retiró solo unas semanas después de incorporarlas a Rusia en referéndums convocados apresuradamente, que Ucrania y Occidente rechazan. Después de las retiradas rusas en Kyiv y Jarkov, en noviembre las tropas rusas abandonaron la ciudad de Jersón y partes de la región del mismo nombre, una de las cuatro regiones ucranianas anexadas ilegalmente.

“Hay territorios ocupados en varias regiones nuevas de la Federación Rusa que necesitan ser liberados”, dijo Peskov. Putin prometió el jueves alcanzar los objetivos declarados en Ucrania independientemente de la reacción occidental.

El Kremlin dijo el jueves que depende del presidente de Ucrania poner fin al conflicto militar en el país, sugiriendo términos que Kyiv ha rechazado repetidamente, mientras que el presidente Putin prometió continuar con la lucha a pesar de las críticas occidentales. Peskov ha dicho, además, que el único que sabe cuándo va a terminar el conflicto es el líder de Ucrania. “Zelenski sabe cuándo puede acabar. Puede terminar mañana si así lo desea”, dijo el portavoz del Kremlin.

La guerra de Ucrania ha deteriorado las relaciones entre Rusia y gran parte del resto del mundo, pero continúa la cooperación limitada en algunas áreas, como el intercambio de prisioneros. El jueves, en un cambio dramático que se había gestado durante meses, Rusia liberó a la estrella del baloncesto estadounidense Brittney Griner, mientras que Estados Unidos liberó a un traficante de armas ruso encarcelado.

El Kremlin ha dicho durante mucho tiempo que Ucrania debe aceptar las condiciones rusas para poner fin a los combates, ahora en su décimo mes. Exigió que Kyiv reconozca a Crimea, una península ucraniana que Moscú anexó ilegalmente en 2014, como parte de Rusia y también acepte las otras ganancias de tierra de Moscú en Ucrania.

Zelenski y otros funcionarios ucranianos han rechazado esas condiciones, diciendo que la guerra terminará cuando los territorios ocupados sean retomados o las fuerzas rusas los abandonen. Al reconocer que le está tomando más tiempo del esperado lograr sus objetivos en el conflicto, Putin indicó el miércoles que la lucha en Ucrania “podría ser un proceso largo”. Describió las ganancias de tierra de Moscú como “un resultado significativo para Rusia”, diciendo, por ejemplo, que el Mar de Azov “se ha convertido en el mar interior de Rusia”.

Putin describió los ataques rusos a las instalaciones energéticas de Ucrania y otra infraestructura clave como una respuesta legítima a un camión bomba el 8 de octubre en un puente clave que une Crimea con la parte continental de Rusia, y otros ataques que el Kremlin afirmó que Ucrania llevó a cabo. Putin también citó la decisión de Ucrania de detener el suministro de agua a las áreas en el este del país que Rusia controlaba.

“Hay mucho ruido ahora sobre nuestros ataques a la infraestructura energética”, dijo Putin en una reunión con soldados, a quienes condecoró con las principales medallas del país. “Sí, lo estamos haciendo. ¿Pero quién lo empezó? ¿Quién golpeó el puente de Crimea? ¿Quién voló las líneas eléctricas de la central nuclear de Kursk? ¿Quién no está abasteciendo de agua a Donetsk?”.