Israel solicita a Estados Unidos la compra de 25 cazas F-15EX capaces de disparar armas hipersónicas y láser

En la mente del Ministerio de Defensa israelí está la necesidad de atacar los silos nucleares iraníes, cuya defensa estaría reforzada por sistemas S-400 rusos

Un F-15 de la IAF, la Fuerza Aérea israelí
Un F-15 de la IAF, la Fuerza Aérea israelí FOTO: La Razón (Custom Credit)

El Ministerio de Defensa de Israel habría pedido oficialmente por carta a Estados Unidos 25 cazas F-15EX, capaces de incorporar armas hipersónicas y láser, aunque la Fuerza Aérea israelí ya espera duplicar el pedido. El primer paso para esta adquisición es el envío de una solicitud oficial por carta Letter of Request (LOR en sus siglas en inglés), que se habría enviado a principios de mes. Esta LOR es necesaria para poner en marcha el proceso de venta de material militar a un país extranjero y, de aprobarse, se negocian ya detalles sobre unidades y costes.

Israel ha retrasado, según informa Eurasian Times, la decisión oficial de comprar la versión avanzada del F-15. En 2020, se optó por adquirir cazas F-35 de quinta generación y F-15 adicionales, pero el documento necesario para estos últimos nunca se llegó a firmar.

Ahora que se ha enviado el documento, se espera que las primeras entregas del F-15EX se realicen en 2028, aunque el gobierno israelí podría pedirle a Washington que acorte ese plazo. Sin embargo, la Fuerza Aérea Israelí (IAF), además de los mencionados 25 F-15EX pretende también actualizar sus 25 F-15I a dicha configuración, excepto por el sistema fly-by-wire. Actualmente, la IAF tiene en servicio 50 F-15 en distintos modelos A/B/C/D y 25 F-15 I.

Durante mucho tiempo, los responsables militares del país han expresado la urgente necesidad de incorporar más F-15 que puedan incorporar armas desarrolladas en Israel, específicamente para destruir objetivos reforzados como los silos nucleares iraníes.

De hecho, cuando la IAF decidió comprar más F-15 y F-35 ya tenía en mente estos escenarios de combate y daba por hecho que este tipo de objetivos estarán protegidos por sistemas avanzados de defensa aérea. En su concepción de un supuesto ataque de estas características, primero intervendría una primera ola de cazas F-35 para destruir los sistemas de defensa antiaérea y, a continuación, entrarían en acción los F-15 armados con cargas pesadas de armas muy avanzadas.

En este sentido reciente informes apuntan a una posible venta de sistemas de defensa aérea rusos S-400 a Irán, que planea desplegarlos para salvaguardar sus sitios nucleares.

El F-15, un avión excepcional con medio siglo de vida

El F-15 cumplía en 2022 medio siglo de vida desde que un 27 de julio de 1972. el aparato de McDonell Douglas (ahora Boeing), bajo el control de su piloto jefe de pruebas, Irving L. Burrows, realizaba su primer vuelo de prueba sobre los cielos de California (Estados Unidos) en la Base de la Fuerza Aérea de Edwards. Un vuelo sin incidentes de 50 minutos y más de 3.500 metros, que tan solo tuvo un pequeño problema con la puerta del tren de aterrizaje.

“Este avión funcionó bien desde el primer minuto, sabíamos que teníamos un ganador desde el principio”, dijo Burrows tras el vuelo. Lo que no sabía es que su vuelo estaba prediciendo cómo sería el futuro del avión de combate. Cincuenta años más tarde, se mantiene invicto y mantiene el récord inigualable de 104 muertes.

Su historia comenzó unos años atrás. El 23 de diciembre de 1969, después de más de dos años de pruebas y evaluaciones intensivas, la Fuerza Aérea otorgó a McDonnell Douglas el contrato de caza táctico avanzado F-15. Entre los tres competidos en todas las fases, el equipo consiguió obtener el primer lugar, al tener el precio de contrato más bajo.

Su gran potencia, peso ligero y gran área alar se combinaban para hacer que el Eagle fuera más ágil, así como una gran aceleración y maniobrabilidad lo convertían en el primer caza estadounidense con un empuje del motor mayor que el peso básico, lo que le permitió acelerar durante un ascenso vertical. Un salto revolucionario que le llevó a alcanzar una gran relevancia.

El primer prototipo YF-15A, con un “Air Superiority Blu” de la USAF pintado y marcas de prueba de vuelo naranjas, todavía tenía las puntas de las alas cuadradas y un estabilizador sin muescas. La Fuerza Aérea quedó completamente satisfecha con las características de sacudidas, y varios vuelos más ocurrieron en la semana siguiente.

Entre sus primeros hitos, estaba lograr una velocidad de Mach 1.5 y superar los 13.500 metros de altitud. Conocido como “Águila de la racha”, se utilizó para romper múltiples récords, incluyendo ocho récords de tiempo de ascenso que ostentaba el MiG-25 soviético. Pudo alcanzar los 30.000 metros en solo tres minutos.

Se construyeron un total de doce unidades de preproducción, incluidos dos aviones biplaza designados inicialmente como TF-15 y luego como F-15B. El nuevo avión de combate bimotor fue aprobado por la USAF para una producción completa de solo seis meses después de su primera prueba de vuelo.

El primer vuelo del entrenador biplaza F-15B (anteriormente TF-15A) se realizó en julio de 1973. El primer Eagle (F-15B) se entregó en noviembre de 1974. En enero de 1976 se entregó el primer Eagle destinado a un escuadrón de combate. Y a partir de 1979, ingresaron al inventario de la Fuerza Aérea los modelos F-15C de un solo asiento y F-15D de dos asientos. En 1986 voló por primera vez una nueva variante, el F-15E Strike Eagle, que se convirtió en la base para desarrollar nuevas variantes.

El 27 de junio de 1979, los F-15 israelíes se convertirían en los primeros en derribar un avión enemigo, iniciando el récord inigualable de 104 derribos y cero pérdidas contra aviones enemigos. Un avión potente, capaz y con un gran instinto de supervivencia. Un claro ejemplo, el 1 de mayo de 1983, cuando el F-15D sufrió una catastrófica colisión en el aire con un A-4 Skyhawk, que provocó que el ala derecha del Eagle se cortara a 60 cm de la raíz. El avión aterrizó al doble de su velocidad habitual para compensar la falta de sustentación tras perder el ala.

En 2019, se decidió asignar la financiación para los primeros ocho de al menos 144 F-15EX, ya que sería una solución más práctica que esperar a que haya suficientes F-35 disponibles para sustituir también a los F-15C. El 11 de marzo de 2021, se entregó a la USAF la versión más avanzada hasta la fecha del F-15, el F-15EX Eagle II.

Propulsado por dos motores turbofan Pratt & Whitney F100-PW-100 con poscombustión que proporcionan la friolera de 23,500 libras de empuje (con posquemadores), el F-15 era tan poderoso que podía superar la velocidad del sonido incluso mientras realizaba un ascenso vertical.

El avión de combate tiene una velocidad máxima de Mach 2,5, con el mayor alcance de ataque de 2.222 kilómetros. Además, el F-15 podía transportar tres tanques de combustible externos de 600 libras que extendían su alcance a alrededor de 4828 kilómetros sin necesidad de reabastecimiento aéreo.

Equipado con un radar avanzado AN/APG-63 montado en la nariz, el F-15 podía detectar incluso aviones enemigos en vuelo bajo a una distancia de hasta 321,86 kilómetros.