Estos son todos los tanques Leopard que Alemania tiene en su poder y cuáles podría enviar a Ucrania

El fabricante alemán del carro de combate asegura que posee existencias disponibles para el ejército ucraniano

Las fuerzas armadas de Alemania tienen un total de 312 tanques Leopard 2 de diferentes modelos. De ellos, 99 se encontraban en trabajos de mantenimiento y reparación el año pasado, según una información del diario Der Spiegel realizada en el contexto de la guerra de Ucrania. Según esta versión, actualmente quedarían 212 tanques de las series 2A5, 2A6, 2A7 y 2A7V disponibles.

El citado periódico asegura que hay 19 tanques de batalla principales en el inventario que podrían entregarse a Ucrania ya. Se trata de unidades que actualmente están vinculadas a maniobras militares participando en ejercicios de combate simulando ser tanques enemigos. El Ejército alemán (Bundeswehr) podría prescindir de estos carros ya que solo se usan para entrenamientos, añade.

Además de estas unidades, el Gobierno posee una partida de 29 Leopards destinados a Eslovaquia y la República Checa como parte de un contrato previo, según dijo al periódico Stern el directivo Armin Papperger, presidente de Rheinmetall, el mayor fabricante de armas de Alemania. Estos carros estarían operativos “a finales de marzo”.

Envío de tanques a Ucrania
Envío de tanques a Ucrania FOTO: M. Roselló

Además de los Leopard 2 en manos de las fuerzas armadas, hay existencias industriales que posee el fabricante Rheinmetall y que pueden ser entregadas a Ucrania. La citada compañía de armamento ha anunciado que dispone de 139 tanques Leopard Tipo 1 (los más antiguos) y Tipo 2. En poco menos de un año, Rheinmetall podría proporcionar 22 carros de combate Leopard 2A4 de su propio stock. Sin embargo, no está claro cuándo podrían estar listos 88 vehículos Leopard 1, ya que la mayoría necesitan reparación porque han estado en desuso.

Un portavoz de Rheinmetall explicó que la reparación de estos vehículos llevaría “casi un año”, por lo que la entrega sería posible a finales de este año o a principios de 2024.

Ralf Raths, experto en historia militar y director del Museo Alemán de Tanques de Münster, asegura que el estilo de combate del Leopard no cambia con las diferentes variantes. “Como regla general, se debe entregar el 2A4, ya que el 2A6 y el 2A7 (los más modernos) se basan en el tipo 2. Cuando las fuerzas armadas ucranianas conozcan el Leopard 2A4 también podrán conducir las otras variantes europeas”.

El gobierno del canciller Olaf Scholz no ha autorizado a otros países a enviar a Ucrania sus Leopard. Actualmente, una docena de miembros de la Unión Europea tienen en su inventario estos carros de combate, considerados como los más sofisticados y avanzados del mundo. España es uno de los países que los mantienen en su inventario. El verano pasado, el presidente Pedro Sánchez se comprometió con el presidente Volodomir Zelenski a enviar 44 unidades del Leopard que España compró a Alemania en 2005. Sin embargo, el gobierno rectificó poco después asegurando que los tanques llevan diez años en desuso, almacenados en Zaragoza en un estado lamentable”.

Los países que más Leopard tienen

Según cifras del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos, Alemania tiene 321 tanques en servicio y alrededor de 200 más en stock. Le sigue Grecia con 353, España con 327 y Turquía con 316. Polonia (247), Finlandia (200) y Suecia (120) son los países que más interés han mostrado en enviar sus carros de combate alemanes a Ucrania.

El ministro de Defensa, Boris Pistorius, ha dicho este martes que hay divisiones entre los países de la OTAN sobre posibles entregas de tanques de batalla. “No es el caso, como se ha descrito repetidamente, que haya desacuerdo o que Alemania esté aislada”, dijo en una conferencia de prensa con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg. La reunión de los aliados occidentales de Ucrania el viernes pasado en Ramstein mostró “muy claramente” que hay otros países que quieren pensarse las cosas “tan cuidadosamente” como el canciller Olaf Scholz.

Entre la población alemana no existe un consenso mayoritario sobre el envío de tanques a la guerra. En el barómetro de RTL/NTV, solo un tercio de los encuestados se mostró a favor, mientras que en el sondeo de ZDF los alemanes partidarios de la transferencia de armamentos a Kyiv fue del 42 por ciento y del 46% en la encuesta de ARD.