MENÚ
miércoles 21 noviembre 2018
12:59
Actualizado
  • 1

Uno de los tres españoles muertos en los Alpes era un experto guía de montaña

Román Bascuñana sería uno de los tres fallecidos y trabajaba habitualmente en la zona de los Alpes

  • Zona de Fiesch, en Suiza, donde ha tenido lugar la avalancha. En el recuadro pequeño, imagen de Román Bascuñana, uno de los españoles fallecidos.
    Zona de Fiesch, en Suiza, donde ha tenido lugar la avalancha. En el recuadro pequeño, imagen de Román Bascuñana, uno de los españoles fallecidos.
Ginebra.

Tiempo de lectura 4 min.

01 de abril de 2018. 18:26h

Comentada
Ginebra. 1/4/2018

Tres españoles han muerto y otros dos han resultado heridos en una avalancha de nieve ocurrida al final de la tarde de ayer sábado en el cantón suizo de Valais, según confirmaron hoy a Efe fuentes del Ministerio español de Asuntos Exteriores.

Según ha podido saber LA RAZÓN, uno de los españoles fallecidos era el guía del grupo, Román Bascuñana, un experto y titulado guía de montaña (Técnico Deportivo Superior Alta Montaña, guia UIAGM, Técnico Deportivo en Esquí Alpino, Director Escuela Castellano Manchega Alta Montaña, instructor en alpinismo, escalada en roca / hielo, autorrescate....) muy conocido en el mundillo del esquí y del alpinismo, que trabajaba desde hace varios años en el valle francés de Chamonix, donde tenía su base de operaciones, aunque también operaba en la zona centro de España. Geólogo de formación, titulado formaba parte de un grupo de guías profesionales y había estado en más de 30 expediciones en el Himalaya hindú, Perú, Bolivia, la Patagonia o Nepal.

El grupo que ha sufrido la avalancha realizaba una ruta denominada Oberland, que recorre “los más largos glaciares de los Alpes y que permitía esquiar en la zona del Konkordiaplatz, encrucijada en la que confluyen dos enormes glaciares, descender por el Alesthgletscher, que con sus 26km de longitud es el glaciar mas largo de los Alpes; y estar rodeado por míticas cimas como el Junfrau, el Monch y el Eiger no dejan a nadie indiferente.”

Era una ruta de una semana de duración recorriendo este macizo montañoso situado entre los cantones de Bern y Valais, en los Alpes Suizos: seis días de travesía de esquí, con pernoctas en los refugios de la zona ascendiendo algunas cumbres por encima de 4000 metros, como el Fiescherhorn, zona en la que habría tenido lugar el accidente. Se trataba de una travesía para montañeros experimentados y, de hecho, según la propia compañía organizadora, Freek Guides, “para participar en esta actividad es conveniente tener experiencia previa en esquí de montaña, y haber realizado anteriormente al menos alguna travesía más corta con pernocta en refugios. Del mismo modo es necesario conocer las técnicas básicas de progresión con piolet y crampones”.

En las redes sociales inmediatamente el mundo del montañismo ha empezado a dejar mensajes de condolencia para Bascuñana:

Por su parte, la Policía del Cantón de Valais, en Suiza, ha dicho que trabaja con la hipótesis de que los tres alpinistas fallecidos a causa de un alud registrado el sábado eran españoles, al igual que sus dos compañeros que sobrevivieron con heridas que no ponen sus vidas en riesgo. "Partimos del principio de que las cinco personas que fueron arrastradas por la avalancha eran españoles, dos de las cuales han resultado heridas. Así nos lo indican las primeras investigaciones. Con respecto a las tres personas fallecidas, nos encontramos en la fase de identificación formal de las víctimas", ha manifestado a Efe el portavoz de la policía cantonal, Mathias Volken.

Indica que todavía no se ha escuchado el testimonio de los heridos en vista de que la prioridad es que reciban la atención médica que requieren. La Policía ha abierto una investigación sobre este suceso y ha previsto, cuando su estado lo permita, recoger las declaraciones de los dos supervivientes. Asimismo, el portavoz confirma que los restos de los tres alpinistas muertos "han podido ser liberados de la nieve". La Policía de Valais está en contacto con las autoridades consulares españolas en Suiza para realizar los trámites pertinentes de repatriación.

El grupo de alpinistas se encontraba entre el sector de Fiesch y la estación de esquí de Fiescheralp (Valais) haciendo una travesía en piel de foca en una zona fuera de pista cuando ocurrió la avalancha.

La operación de rescate empezó poco después gracias a que los servicios de socorro fueron advertidos por teléfono por una persona de otro grupo que apenas pudo evitar el alud, pero que vio cuando los montañistas eran cubiertos por la nieve.

La búsqueda tuvo que interrumpirse durante la noche debido a las malas condiciones meteorológicas, pero pudieron reanudarse esta mañana.

Últimas noticias