MENÚ
martes 18 junio 2019
00:33
Actualizado

El terrorismo, una realidad que no ha desaparecido de Irlanda

Según expertos, este problema se cerró en falso.

  • Escenario de la explosión de un coche bomba en el centro de Omagh, a 72 millas de Belfast, Irlanda del Norte, en agosto de 1998
    Escenario de la explosión de un coche bomba en el centro de Omagh, a 72 millas de Belfast, Irlanda del Norte, en agosto de 1998 /

    AP

Tiempo de lectura 2 min.

25 de febrero de 2019. 20:43h

Comentada
J.M.Zuloaga 25/2/2019

ETIQUETAS

La explosión de un coche bomba el pasado 20 de enero, en un atentado atribuido al nuevo IRA, no es un hecho terrorista aislado, sino que se enmarca en la actividad de grupos, que se han agrupado en torno a la nueva banda criminal y que están disconformes con los acuerdos de Viernes Santo.

De hecho, cuatro individuos fueron detenidos por la PSNI, la Policía irlandesa que se encarga de luchar, entre otros crímenes, de combatir el terrorismo.

Este fenómeno, aunque en el último año ha decrecido, no ha desaparecido de Irlanda del Norte, lo que, según expertos en la materia, demuestra que este problema se cerró en falso, como, de alguna manera, ha ocurrido en España. A ETA se la venció operativamente por las Fuerzas de Seguridad del Estado, pero políticamente se mantiene viva a través del que fuera su brazo político.

Según datos del PSNI, correspondientes al período comprendido entre el 1 de febrero de 2018 al 31 de enero de 2019, se produjeron tres muertes “relacionadas con la seguridad”, una más que en los 12 meses anteriores. “Hubo una disminución en el número de bombardeos; de los tiroteos y ataques de estilo paramilitar”, agregan las estadísticas.

En total, se produjeron “13 víctimas de tiroteos de estilo paramilitar, en comparación con los 28 habidos en los 12 meses anteriores. Todos menos dos, ocurrieron en Belfast, Derry City y Strabane. De los 13, 11 se llevaron a cabo por los republicanos. Las 13 víctimas fueron mayores de 18 años”.

Asimismo, se registraron 53 víctimas de agresiones de estilo paramilitar, en comparación con las 71 de los 12 meses anteriores. La mayoría de los asaltos ocurrieron en Belfast, Antrim y Newtownabbey y Ards y North Down”.

También “se produjeron 17 incidentes de bombardeo en comparación con 26 en el anterior año y 36 incidentes de tiros en comparación con 57 del citado período”.

En total, 66 personas arrestadas bajo la Sección 41 del Terrorismo de Ley 2000, frente a 167 durante los 12 meses anteriores. La mayoría de las detenciones tuvieron lugar en Belfast, Derry City y Strabane”. El número de personas procesadas posteriormente aumentó de 11 a 20 en el mismo período.

Últimas noticias