MENÚ
viernes 20 septiembre 2019
23:34
Actualizado

¿Es Alberto Fernández un candidato títere de Kirchner para las elecciones argentinas?

El candidato presidencial Alberto Fernández intenta desprenderse de su imagen de hombre de paja frente a Cristina Fernández de Kirchner

  • Cristina Fernández de Kirchner y su candidato a presidente Alberto Fernández/Reuters
    Cristina Fernández de Kirchner y su candidato a presidente Alberto Fernández/Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

19 de mayo de 2019. 22:06h

Comentada
Ángel Sastre Buenos Aires. 19/5/2019

El ex jefe de Gabinete argentino, Alberto Fernández, y futuro candidato presidencial, aseguró sentirse honrado por la decisión de su ahora compañera de fórmula, Cristina Fernández de Kirchner, y advirtió que su función se mantendrá muy lejos de la de un “títere” político: “Ni Cristina es Perón ni yo soy Cámpora –ex presidente en el 73 que acabó cediendo el poder al ex militar”, afirmó.

“No siempre en la historia se dan casos de alguien que puede llegar al poder deje ese lugar en este caso en favor mío. La concibo como un hecho generoso para servir al conjunto. Había muchos motivos para que ella siguiera y prefiere dejarle el lugar a otro porque piensa que puede ser mejor para el proceso colectivo”, afirmó Fernández ayer.

El precandidato presidencial asumió el anuncio de la fórmula como la confirmación de una amistad recuperada: “Nos reencontramos en diciembre del 2017. Pasaron nueve años sin vernos, casi 10, ese tiempo hizo que el reencuentro haya sido un reencuentro donde recuperamos la amistad que habíamos tenido, el afecto, donde saldamos todo lo que nos cuestionamos, lo que nos permite trabajar con mucha confianza el uno con el otro”.

Fernández añadió: “Me emocionó mucho, mucho, el ofrecimiento de Cristina (...) Fue muy cruel lo que nos pasó. Yo no la pasé bien estos casi diez años, pero el reencuentro fue enorme. Todos hicieron la lectura del reencuentro político y nadie hizo la lectura del reencuentro humano. Eso es lo que más valoro y me encantó ayudarla en este tiempo a salir del lugar en la que la estaban poniendo”. Sin embargo LA RAZÓN ha conocido que sí que mantuvo encuentros continuos con el hijo de Cristina Kirchner, el diputado Máximo, en su lujoso piso del barrio de Puerto Madero.

Si bien han conseguido unir a una gran parte del peronismo, algo que no es fácil, otra parte que se siente traicionada, sigue buscando una alternativa. Un frente anti-Cristina, porque la realidad es que Alberto Fernández por ahora, ocupa un segundo plano. Se barajan tres hipótesis: Continuar por el mismo camino que hasta ahora y que en el escenario electoral haya un candidato que represente una tercera opción; conformar una fórmula y aceptar competir con Alberto Fernández y Cristina Kirchner en una PASO opositora –primarias-; o generar una alianza con Cambiemos –oficialismo- sin el liderazgo de Mauricio Macri.

Por su parte el presidente Macri, quien por ahora se niega a bajarse de la contienda, pese a las encuestas que le daban perdedor en segunda vuelta frente a CFK, espera los nuevos sondeos y busca alianzas entre los Radicales y el siempre cambiante Sergio Massa, otro de los pesos pesados. Y otra “carta fuerte, la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Eugenia Vidal a quien podría ofrecer la Vicepresidenta. Pero eso sería arriesgar un feudo codiciado, como es la principal provincia.

También prepara los “cañones mediáticos”, para proclamar “a los cuatro vientos” las 12 causas por corrupción que enfrenta la ex mandataria. Sin embargo pareciera que los medios han empezado a “virar el timón” y en cualquier caso los fueros de Cristina K como Senadora todavía la blindan.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs