Internacional

Francia pone fin a la obligatoriedad de llevar mascarilla en exteriores desde el 2 de febrero

El Ejecutivo galo levantará “la mayor parte de las restricciones” durante el mes de febrero para frenar la oleada de casos por Ómicron

Francia cuenta con cerca del 80% de su población vacunada
Francia cuenta con cerca del 80% de su población vacunada FOTO: Mohammed Badra EFE

El Gobierno francés anunció hoy que levantará durante el mes de febrero “la mayor parte de las restricciones” para frenar la oleada de casos de la variante ómicron, a pesar de que “la tensión en los hospitales” aún sigue “fuerte”.

“Existe una evolución esperanzadora, aunque no ignoramos las tensiones en nuestro sistema de salud”, dijo el primer ministro francés, Jean Castex, en una comparecencia junto con el ministro de Sanidad, Olivier Véran.

El primer ministro justificó suavizar las medidas por el comportamiento de ómicron, que es menos grave que la variante delta, aunque alertó de que esta nueva oleada “no es una simple gripe”, pues entraña muchas más hospitalizaciones que la gripe común. Francia promedia más de 300.000 infecciones de ómicron al día en la última semana.

Hoy se registraron más de 400.000 contagios diarios por tercer día consecutivo (425.183). Castex detalló que, a partir del 2 de febrero, se eliminan las restricciones de aforo si el público puede estar de pie; no será obligatorio el teletrabajo al menos tres veces por semana como hasta ahora; ni tampoco llevar mascarilla al aire libre.

Asimismo, a partir del 16 de febrero, se podrá consumir de pie en los bares y restaurantes, así como en los transportes. Las discotecas, cerradas desde comienzos del pasado diciembre, volverán a abrir.

Al regreso de las vacaciones escolares del invierno, a finales de febrero, se estudiará la eliminación de la obligatoriedad de las mascarilla para los alumnos de primaria y el fin de la controvertida política de autotest.

Además, avisó de que el polémico pase de vacunación, que lleva a una inmunización obligatoria de facto, entrará en vigor el próximo lunes 24, en caso de que sea validado por el Consejo Constitucional.

Castex avanzó que, si las cifras de contagios y enfermos hospitalizados son favorables, el pase de vacunación dejaría de aplicarse.

Además, y para motivar la vacunación entre los reticentes, Castex señaló que los que se inyecten la primera dosis desde ahora hasta el 15 de febrero y se comprometan a recibir una segunda en un mes podrán tener el pase, siempre y cuando presenten una prueba negativas de menos de 24 horas.

Francia cuenta con cerca del 80% de su población vacunada, uno de los porcentajes más altos de Europa.