Internacional

Portazo de la OTAN y EE UU a las demandas de Putin

La entrega de la respuesta norteamericana por escrito puede cambiar el curso de la tensión bélica en Ucrania

“La pelota está en su tejado”, anunció Antony Blinken antes de abandonar la sala de prensa del Departamento de Estado tras confirmar públicamente que Estados Unidos había hecho entrega a Rusia de sus esperadas respuestas a por escrito para aliviar la creciente tensión en Ucrania ante una posible invasión rusa.

El documento presentado al Kremlin, explicó el secretario de Estado, incluye una serie de ideas y propuestas para abordar de manera conjunta la desescalada de la crisis ofreciendo una “vía diplomática”. La respuesta de Estados Unidos a las demandas de Rusia no se hizo pública, pero Blinken adelantó que contiene “principios básicos” sobre la “soberanía de Ucrania” y también ciertas “preocupaciones” sobre las “acciones de Rusia que socavan la seguridad”.

Blinken adelantó que algunas demandas de Rusia son inaceptables, tal y como han dicho otros funcionarios estadounidenses desde que dio comienzo esta crisis. En medio de la escalada de tensión militar en la región, el Kremlin quiere que la OTAN retire sus fuerzas de seguridad de Europa del Este y prohíba a Ucrania formar parte de la Alianza Atlántica en el futuro.

“Estamos preparados para discutir y negociar pasos para garantizar la seguridad de todos”, señaló Antony Blinken, aunque el secretario de Estado enfatizó que la respuesta entregada por escrito a través del embajador estadounidense en Moscú “no es una negociación” ni tampoco son “propuestas explícitas”, sino un conjunto de ideas sobre cómo dirigir conjuntamente esas garantías de seguridad para todos.

A la espera de ver cómo Rusia procede ahora con la respuesta de Washington, Blinken reconocía que todas las opciones “están sobre la mesa”, aunque la Administración Biden confía en que la situación pueda tener un buen desenlace “si se negocia de buena fe”, recordando una vez más que habrá “consecuencias masivas” por parte de Estados Unidos y de sus aliados si Rusia decide actuar con efectivos militares en Ucrania.

La OTAN envía fuerzas al este en medio de la crisis ucraniana
La OTAN envía fuerzas al este en medio de la crisis ucraniana FOTO: Graphic News

El embajador de EEUU en Rusia, John Sullivan, hizo entrega del documento personándose en el edificio del Ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú poco antes de la comparecencia de Blinken, que adelantó sus intenciones de presentar los detalles del escrito al Congreso de EEUU esa misma tarde y atender a todas las preguntas de los legisladores.

Estados Unidos justifica la toma de decisiones de sus últimas acciones, más allá de la vía diplomática, para desescalar el conflicto al poner en “alerta máxima” a miles de soldados estadounidenses, buques de guerra y aviones, así como desalojar al personal de la Embajada en Kiev y sus familiares. Medidas, según Blinken, llevadas a cabo para garantizar la seguridad de los aliados europeos, por un lado, y de los estadounidenses, por el otro “tras las muchas indicaciones” de una posible invasión de Rusia en Ucrania con el amplio despliegue militar ruso en las fronteras.

El secretario de Estado insiste en que la mejor medida de prevención en caso de ataque es que los estadounidenses “consideren seriamente irse” de Ucrania ante las amenazas que todavía continuan. Estados Unidos no quiere verse en la situación de poner en riesgo a sus ciudadanos y la Administración Biden siente esa “responsabilidad” hasta que el conflicto se resuelva.

“Ahora depende de Rusia”, añadió Blinken.

Comparativa de fuerza militar Rusia-Ucrania
Comparativa de fuerza militar Rusia-Ucrania FOTO: T. Nieto

Respuesta de la OTAN

Por otra parte, el otro gran actor en esta crisis, la OTAN ha transmitido también este miércoles sus propuestas, según ha confirmado a Europa Press un portavoz de la Alianza Atlántica, minutos antes de que el secretario general, Jens Stoltenberg, confirmara este paso en una rueda de prensa.

Después de haber celebrado el pasado 12 de diciembre un encuentro con Moscú en el margen del Consejo OTAN-Rusia, el político noruego ha señalado que los aliados están listos para sentarse nuevo frente a Moscú a discutir áreas de seguridad en los que la Alianza y Rusia puedan beneficiarse mutuamente.

La propuesta ha sido “negociada y acordada” por los 30 aliados, ha señalado Stoltenberg, que ha insistido en que la OTAN está lista para tratar con Moscú la reducción de armas nucleares, el control de misiles de corto y medio alcance o mayor transparencia sobre maniobras militares.

El secretario general de la OTAN ha subrayado que ahora la marcha de este proceso “depende de si hay voluntad de comprometerse de buena fe y tratar de sentarse y encontrar un terreno común”.

Stoltenberg ha dejado claro que está lista para escuchar las preocupaciones rusas, pero no habrá cesiones ante las exigencias de que la OTAN no se expandirá al este de Europa. “Hemos dejado claro que no comprometemos el derecho de cualquier nación a pedir su ingreso (en la OTAN)”, ha indicado.

Si Moscú no escuchara esta propuesta y avanzara en la confrontación, el jefe político de la OTAN ha indicado que la organización está preparada para desplegar “en cuestión de días” sus fuerzas de respuesta inmediata, formadas por 5.000 efectivos de distintas nacionalidades. Según ha confirmado, la OTAN podría recurrir a ellas en caso de crisis, bajo decisión del Consejo Atlántico Norte.

Así, Stoltenberg ha recalcado que la Alianza Atlántica ha incrementado la preparación de estas fuerzas de respuesta, marco en el que Washington confirmó este martes que aportaría 8.400 militares en respuesta a actuaciones de Rusia.

Las tensiones en torno a Ucrania se han agravado durante las últimas semanas ante el aumento de las tropas rusas desplegadas en la zona, una cuestión que la comunidad internacional ve como una amenaza de invasión. El Gobierno ruso, sin embargo, ha rechazado tales acusaciones.