Internacional

Pillan a un diputado británico viendo porno en una sesión de la Cámara de los Comunes

La acusación se hizo en una reunión sobre la cultura sexista que “prevalece” en el Parlamento de Reino Unido

Imagen de archivo de una sesión de la Cámara de los Comunes
Imagen de archivo de una sesión de la Cámara de los Comunes

Westminster fue en su día un lugar respetable, un ejemplo para las democracias de Europa, un escenario para los discursos más memorables de Winston Churchill durante la II Guerra Mundial. Y sin embargo no para ahora de protagonizar titulares que nada tienen que ver con la política. Cuando los británicos aún no se habían recuperado de la polémica por los comentarios sexistas de un diputado tory que acusa a la vice líder de la oposición laborista de cruzar las piernas, al estilo `Instinto Básico´, para distraer a Boris Johnson durante los debates, ha explotado otra bomba de relojería.

El Partido Conservador del primer ministro ha abierto una investigación después de que uno de sus parlamentarios haya sido pillado mirando contenido pornográfico en su teléfono móvil mientras asistía a una sesión en la Cámara de los Comunes.

El incidente fue planteado anoche en una reunión rutinaria de diputados tories por una secretaria de Estado quien, al parecer, estuvo sentada a su lado cuando esto supuestamente sucedió.  La cadena británica BBC señala que otro parlamentario corroboró los hechos.

Una portavoz del partido reveló que el jefe de disciplina, Chris Heaton-Harris, a quien proporcionaron el nombre del diputado en cuestión, “está investigando el asunto”. “Este comportamiento es totalmente inaceptable y se tomarán medidas”, apuntó la fuente.  Hasta la fecha no se ha hecho público el nombre del acusado de ver pornografía y se desconoce si se trata de un miembro del Gobierno de Boris Johnson.

Durante la sesión semanal de los miércoles de preguntas al primer ministro, la diputada por el Partido Verde Caroline Lucas mencionó que actualmente hay 56 diputados investigados por las autoridades parlamentarias por “mala conducta sexual”, entre ellos tres miembros del gabinete de ministros. Lucas preguntó a Johnson si las malas conductas sexuales serían causa de cese, según el código ministerial, a lo que el líder tory respondió de manera afirmativa, indicando que el acoso sexual es “intolerable”

La parlamentaria conservadora Pauline Latham, que estaba en la reunión mantenida el martes por la noche, explicó que el anuncio de Heaton-Harris de que estaba investigando las acusaciones de que un parlamentario miraba pornografía fue recibido con incredulidad. “Mucha gente salió totalmente conmocionada. No podían creer que algo así pudiera suceder en lo que es realmente un lugar profesional”, apuntó. Dijo que no creía que “nadie sepa quién es”, aparte del perpetrador, la persona que lo denunció y el responsable de guardar disciplina en la formación. Pero si se determina que las acusaciones son ciertas, dijo, el perpetrador debería “perder su trabajo” y ser expulsado del Partido Conservador. “Se supone que debemos dar ejemplo en este lugar y eso es absolutamente terrible. Estoy totalmente conmocionada”, agregó.

Por su parte, la laborista Thangam Debbonaire, señaló que estaba “conmocionada pero no sorprendida” por la historia, “porque hay una cultura de sexismo en el Parlamento”.