Internacional

Estas son las armas que Ucrania necesita para vencer a Rusia

El Ejército ucraniano reconoce la escasez para enfrentarse a los rusos en la cruenta batalla en Donbás

Vista de cruces en el sector de soldados ucranianos fallecidos en la guerra con Rusia, en el cementerio de Dnipro (Ucrania).
Vista de cruces en el sector de soldados ucranianos fallecidos en la guerra con Rusia, en el cementerio de Dnipro (Ucrania). FOTO: Esteban Biba EFE

Ucrania pide más armas de cara a la reunión de ministros de Defensa de los países socios en Bruselas. Los oficiales y analistas ucranianos afirman que las entregas de armas occidentales han sido demasiado limitadas y demasiado lentas para cambiar la situación en el frente. Ucrania ha dejado muy claro desde el comienzo de la invasión rusa que su país necesitaría grandes suministros de armas modernas para repeler los ataques rusos. Ha recibido miles de sistemas de cohetes antitanque y antiaéreos de EE UU, Reino Unido y varios otros países justo antes e inmediatamente después del ataque de las tropas rusas. Sin embargo, el lento pero sangriento avance de las tropas rusas en Donbás demuestra una vez más que para cambiar el curso de esta guerra, Ucrania necesita más de las así llamadas «armas pesadas».

«La fórmula para ganar esta guerra es soldados ucranianos con más armas occidentales», afirmó Taras Chmut, jefe de «Vuelve vivo», una de las principales organizaciones de voluntarios en Ucrania. Enfatiza en sus vídeos analíticos, que Ucrania se ha basado principalmente en las armas antiguas, de la era soviética o de diseño ucraniano. Han desempeñado un papel clave en las primeras etapas de la guerra. Sin embargo, algunas están siendo destruidos por la artillería rusa y otras deberán ser reemplazados dentro de un año. Además, los rusos tienen mucho más equipo militar. Tienen 10-20 veces más piezas de artillería y 50 veces más municiones en el este de Ucrania.

No es de extrañar, que uno de los consejeros del presidente Myjailo Podoliak afirme que Ucrania necesitaría «1.000 obuses de calibre 155mm y 300 lanzacohetes múltiples, así como 500 tanques, 2.000 vehículos blindados y 1.000 drones» para lograr la paridad militar con Rusia. Hasta ahora, Ucrania no ha obtenido tanques modernos. Ha recibido poco más de 100 obuses, principalmente M777, desde EE UU, así como algunos obuses de Francia y República Checa. Se han firmado contratos con Polonia y otros países. EE UU prometió cuatro lanzacohetes múltiples HIMARS después de varios meses de deliberación, ya que supuestamente temía que Ucrania atacara objetivos dentro del territorio ruso.

Si bien las armas suministradas son de alta calidad, todavía son escasas. El analista militar Mykola Bielieskov destacó que ninguna ventaja en la calidad o las tácticas puede compensar el bajo número de sistemas de artillería. Ucrania necesita más armas, ya que cada día ve cientos de pérdidas debido a la abrumadora superioridad del Ejército ruso en el equipo militar en Donbás. En algunos casos, la divergencia entre las promesas de apoyo a Ucrania y la asistencia realmente brindada, como en el caso de Alemania, ha causado frustración e incredulidad.

Los observadores ucranianos e internacionales señalan varios factores que contribuyen a la lentitud relativa de los suministros. Incluyen la cautela sobre la reacción de Rusia, la renuncia a abrirse a la nueva realidad de la guerra, la burocracia lenta, etc. Algunos apuntan a que las existencias de los ejércitos occidentales pueden no ser realmente muy grandes después de años de financiación insuficiente de las Fuerzas Armadas por casi todos los países europeos. Otros señalan que las armas son de mayor utilidad en este momento en Ucrania y no en almacenes, mientras que su producción puede aumentar fácilmente. También señalan que Rusia probablemente evitaría atacar a Occidente en respuesta a las entregas de armas. Destaca la magnitud de las bajas que el Ejército ucraniano infligió al Ejército ruso, lo que demuestra que Rusia no es lo suficientemente fuerte como para participar en varias guerras al mismo tiempo.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, también enfatizó la importancia de la artillería suministrada por Occidente en su discurso del martes y dijo de las tropas rusas que Ucrania «está luchando contra el mal absoluto». Destacó que Occidente tiene suficientes armas, «solo necesita voluntad política para suministrarlas». Al mismo tiempo, reiteró que está listo para hablar con Vladimir Putin sobre el fin de la guerra en cualquier momento.

Mientras tanto, el Papa Francisco condenó «la ferocidad y crueldad de las tropas rusas» en la revista «La Civiltà Cattolica». Mencionó que la guerra violó el derecho de autodeterminación del pueblo ucraniano, elogió su valentía, pero señaló que la guerra «podría haber sido provocada de alguna manera».