MENÚ
sábado 17 agosto 2019
22:03
Actualizado

Fin del ultimátum a Maduro: ¿y ahora qué?

  • Una simpatizante del dictador sujeta una figurita de Nicolás Maduro
    Una simpatizante del dictador sujeta una figurita de Nicolás Maduro

Tiempo de lectura 4 min.

03 de febrero de 2019. 17:59h

Comentada
A. Rojo/ R. Colomer.  3/2/2019

Escenario 1: Cubazuela y militarización

Fuentes diplomáticas confirmaron a LA RAZÓN que este es el escenario que se percibe cómo más probable desde la Embajada en Caracas. Maduro militarizará el régimen más aún de lo que estaba y llevará el modelo bolivariano hacia el modelo castrista siguiendo la estela de lo que ha sucedido en el pasado en países como Panamá y, en nuestros días, con Nicaragua. «No tiene capacidad para hacer otra cosa», explican las mismas fuentes poco antes de subrayar que el propio consejero de Seguridad Nacional de EE UU, John Bolton, calificó de «muy complicado» que se materialice la promesa de que, en coherencia con la decisión de reconocer a Juan Guaidó, los ingresos que provienen de Estados Unidos lleguen al Gobierno democrático de Venezuela. «Se trata de algo muy inédito», confiesan desde la Embajada española en Caracas. El régimen chavista ha perdido la credibilidad a los ojos de la población para emprender un proceso de negociación en el que ya han perdido la iniciativa y, por tanto, se mira al Ejército que se mantiene públicamente fiel al líder bolivariano, aunque la reciente deserción del general Esteban Yánez Rodríguez ha evidenciado las primeras fallas.

Escenario 2: Negociación para ganar tiempo

Rafael Simón Jiménez fue amigo personal de la infancia de Hugo Chávez y, aunque ahora es crítico con el régimen, lo cierto es que durante años formó parte del círculo político más cercano al entonces presidente venezolano. Preguntado por LA RAZÓN su opinión es que el chavismo se dará cuenta de que se ha producido una «relocalización de intereses internacionales» por la que, tras la retirada de EE UU de Siria, Washington ha centrado su foco de intereses en sus vecinos del sur. «La Administración Trump va muy fuerte en todo lo relacionado con Venezuela», añade. Para Rafael Simón el régimen de Maduro se cobijará en la mediación de México y de Uruguay para ganar tiempo y «esperar un hueco» y un «error del contrario» que le permita «resistir, resistir y resistir». Aunque las señales que ha dado el chavismo hasta el momento «son contradictorias», este experto cree que «el Gobierno va a buscar una negociación. Todo lo de la defensa de la patria es palabrería hueca. En abril de 2002 se produjo el golpe de Carmona, el ''carmonazo'', como ha pasado a la historia, y entonces huyeron despavoridamente. Ahora están más desgastados aún por la situación económica».

Escenario 3: Estallido de una Guerra Civil

Es el escenario más preocupante de todos los que pueden producirse en Venezuela, el de un conflicto civil de larga duración análogo al de Siria con Nicolás Maduro haciendo las veces de Bachar al Asad. Han surgido informaciones que apuntan a que Putin está dispuesto a apuntalar al chavismo. Pero el Kremlin lo niega. También ha trascendido la posibilidad de que EE UU envíe 5.000 efectivos a la frontera con Colombia. El experto en materia de Seguridad del European Council on Foreign Relations, Gustav Gressel, es escéptico sobre la hipótesis del conflicto armado. Cree que todo dependerá de cómo evolucione la situación. «Las relaciones entre Venezuela y Rusia son ya muy cercanas. Tanto la rama militar como la inteligencia cooperan muy estrechamente. Sin embargo, la capacidad de ayudar al régimen de Maduro sobre el terreno es muy limitada para Rusia, más incluso de lo que lo ha sido en Siria». Caracas, no obstante, no tiene la influencia en la zona que tiene Damasco en Oriente Medio. Eso sí, la detención de Juan Guaidó podría desencadenar una confrontación de consecuencias nefastas.

Escenario 4: Huida a Cuba a lo Ben Alí

La creciente presión internacional que alcanzará su momento culmen este lunes con el reconocimiento del núcleo duro de la UE unido a las fisuras del Ejército (hasta ahora columna vertebral del chavismo) podría empujar a Maduro a buscar una salida exterior. Cuba parece la opción más razonable. Nicolás Maduro se formó en el comunismo en un viaje de juventud a la isla como militante de la Liga Socialista, una escisión del Partido Comunista de Venezuela. Fue el primero en viajar a Cuba para celebrar el ascenso al poder de Miguel Díaz-Canel. Igual que ocurriera con el presidente tunecino, Zine El Abidine Ben Alí, Maduro se irá cuando el Ejército le abandone. ¿Puede ocurrir este escenario? Rocío San Miguel, presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional que monitoriza los cuarteles en Venezuela, cree que los militares «gravitan hacia alternativas de poder». Y, en su opinión, «esta vez, después de mucho tiempo» Guaidó sí representa una alternativa. Desde EE UU, Bolton le ha aconsejado elegir «un largo y tranquilo retiro en alguna playa bonita lejos de Venezuela» o si no terminará en la prisión de Guantánamo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs