MENÚ
jueves 19 septiembre 2019
09:34
Actualizado

Putin, el gran ausente en la conmemoración del Día D

El Gobierno ruso resta importancia a la participación aliada en la derrota del nazismo y asegura que el desembarco de Normandía “no fue decisivo”

  • Celebración del 75 aniversario del desembarco de Normandía sin Putin/Reuters
    Celebración del 75 aniversario del desembarco de Normandía sin Putin/Reuters

Tiempo de lectura 4 min.

05 de junio de 2019. 20:27h

Comentada
Goyo G. Maestro 5/6/2019

El mundo de hoy ha cambiado bastante con respecto al que era hace cinco años. Una prueba se puede ver en las celebraciones que hoy han comenzado en Reino Unido para recordar el desembarco de los aliados. En ellas no ha estado presente el líder ruso Vladimir Putin, que no ha sido invitado en el 75 aniversario de la invasión en Normandía en la Segunda Guerra Mundial, también conocida con el Día D.

Por primera vez desde 2004, cuando se conmemoró el 60 aniversario del Día D, el mandatario ruso no estuvo presente en el encuentro con otros dirigentes mundiales. Putin sí que asistió a los homenajes de 2014, cuando ya se había producido la invasión de Crimea por parte de Moscú y el inicio de la estrategia beligerante de Rusia con Ucrania.

En los actos de hoy en la ciudad británica de Portsmouth estaban citados Donald Trump, Theresa May, Emmanuel Macron y otros catorces mandatarios de todo el mundo. El Gobierno de Reino Unido había prometido “el mayor espectáculo militar de la Historia reciente” con una exhibición aérea y naval con equipos antiguos y modernos que ha incluido unas salvas, así como un documental sobre el Desembarco de Normandía.

La reina Isabel II dijo hoy que “el heroísmo, el coraje y el sacrificio de aquellos que perdieron sus vidas no se olvidará nunca”. Trump, por su parte, ha optado por leer la oración que pronunció Franklin D. Roosvelt en 1944. “El enemigo es fuerte. Puede que rechace nuestras fuerzas pero volveremos una y otra vez. Y sabemos que, por la gracia del Señor y nuestra justa causa, nuestros hijos triunfarán”.

Rusia, en cambio, respondió a las potencias occidentales diciendo que la importancia del Día D en la derrota del nazismo no fue decisiva. La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, valoró el esfuerzo de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, pero matizó: “No debe exagerarse. Y no al mismo tiempo se trata de disminuir los esfuerzos titánicos de la Unión Soviética, sin los cuales esta victoria simplemente no habría ocurrido", dijo.

La Unión Soviética perdió más de 25 millones de vidas en lo que Rusia llama la Gran Guerra Patriótica. Las autoridades rusas van a conmemorar la victoria en la guerra con un gran desfile militar en la Plaza Roja. "Como señalan los historiadores, el desembarco de Normandía no tuvo un impacto decisivo en el resultado de la Segunda Guerra Mundial y la Gran Guerra Patriótica. El resulado ya había sido determinado por las victorias del Ejército Rojo, principalmente en Stalingrado (a finales de 1942) y Kursk (a mediados de 1943)", dijo Zakharova a los periodistas.


Las tensiones internacionales derivadas de las guerras comerciales y el impulso de los nacionalismos en Europa parecen haber enturbiado los ánimos y distanciado a los líderes mundiales incluso en algo que tanta unanimidad suscita como el combate al nazismo.

Trump no tomará hoy la palabra en el Parlamento británico, como sí hizo hace cinco años con Obama en la celebración de los 70 años de Normandía. Macron no acudirá a la histórica playa donde se produjo el desembarco de 1944 (se quedará en París) y la primera ministra británica Theresa May está a punto de abandonar el cargo.

Las relaciones de Estados Unidos y Reino Unido con Rusia no atraviesan su mejor momento. En cambio, las relaciones entre Rusia y China son cada vez más estrechas. Una prueba más es la visita de hoy del presidente Xi Jinping a Moscú, donde ha sido recibido por Putin.


Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs