¿Y si te dijéramos que el secreto de un vientre plano está en tu postura?

El truco que va a cambiar tu vida de ahora en adelante

Todo es cuestión de perspectiva. Seguro que las últimas semanas o en los últimos meses habéis visto como algunas de nuestras it-girls favoritas subían una foto compuesta por dos imágenes, Cristina Pedroche llegó incluso a publicar un vídeo. A la izquierda se las veía perfectas con vientre plano y sin un gramo de grasa pero en cuando se inmortalizaban desde un plano diferente podíamos comprobar como todo no es tan perfecto como parece. Algo similar ocurre con la tripa porque pensamos que nos sobra algún kilo de más o que incluso deberíamos machacarnos con abdominales en el gimnasio. Y estamos dispuestas a cambiarlo pero nada más lejos de la realidad porque puede ser que tu problema sea postural, ahí podría radicar el secreto de un vientre plano.

View this post on Instagram

Todo depende de cómo lo mires. ❤️❤️

A post shared by CristiPedroche🦋 (@cristipedroche) on

Para lucir un vientre plano y perder barriga no son necesarios grandes sufrimientos ni dietas milagro, sino ser constantes con una dieta saludable y entrenamiento diario. En esos ejercicios combinaremos el deporte aeróbico con ejercicios de fuerza localizados en la zona del abdomen, una rutina que tendríamos que realizar tres veces por semana. Pero es importante hacerlo correctamente porque entonces podríamos acabar con la barriga hacia fuera o con problemas lumbares. Fíjate, ¿normalmente caminas encorvada o con el cuerpo hacia delante?

El transverso abdominal

Hombros hacia delante, un hombro más alto que otro, cabeza por delante del cuervo, demasiada curvatura lumbar,... ¿Conclusión? Aparentas una tripa que no tienes. Es importante conocer en este tema que uno de los músculos que participa en esa función y nos sostiene es el transverso profundo de abdomen o también conocido como faja abdominal. Es nuestro corsé y nuestro guardaespaldas y si no llevamos una postura erguida provocará que no pueda realizar su función y se saldrá hacia fuera.

Cómo colocarme para que la tripa no se salga hacia fuera

Ahora que sabes esto vete al espejo y comprueba tu postura, debemos enderezar la espalda y mantener el abdomen en leve contracción:

  1. Los hombros deberán estar estirados en línea con la cadera, ligeramente echados hacia atrás y relajados para enderezar la columna y el tórax.
  2. Barbilla elevada mantenido el cuello erguido.
  3. Pelvis algo adelantada provocando tensión en el abdomen. Si está en una postura incorrecta la espalda se arqueará y el viente de sale.
  4. Los glúteos deberán estar contraídos
  5. Rodillas relajadas y pies paralelos separados un palmo

Otros trucos en el día día

  • El espejo será tu gran aliado. Mírate y comprueba en qué estás fallando.
  • Fuérzate a llevar la postura correcta, a partir de unos días comenzarás a colocarte bien tú solito sin tener que recordárselo a tu cuerpo
  • Camina un poco más rápido porque te obligará a echar la cabeza hacia atrás.
  • Siéntate bien. En las sillas tendremos que colocarnos al fondo para mantener la postura. Las piernas tendrán que estar en el suelo.