Nueve resoluciones sexuales de Año Nuevo

La salud sexual posee una gran importancia física y emocional que puede mejorar tu calidad de vida.

El bienestar emocional empieza por el físico
El bienestar emocional empieza por el físicoUnsplash Unsplash

Se acerca el fin del año y es momento de hacer balance y resumen de este 2020 tan funesto y escribir los propósitos para este 2021 en el que estamos depositando tantas esperanzas. Ir al gimnasio, dejar de fumar, leer más... son habituales de nuestra wishlist pero ¿alguien piensa en mejorar su sexualidad?La Unidad del Suelo Pélvico de la Clínica del Doctor Rozalén es especialista en garantizar el bienestar de tu cuerpo.

Por todos es conocido los beneficios físicos y mentales que el sexo proporciona a nuestro cuerpo: reduce el estrés, mejora la calidad de la piel, aumenta la calidad del sueño, nuestra autoestima se eleva... sin embargo, muchas veces estamos perdidos de cara a cómo conseguir mejorar esta faceta de nuestra vida íntima.

Estos son 8 hábitos que puedes poner en práctica de forma gradual, para mejorar y favorecer tu sexualidad:

Conocerte a ti misma: Es muy importante dedicar tiempo a informarse sobre sexualidad, entender las prácticas de riesgo y los métodos a nuestro alcance para prevenirlas, así como conocer tu cuerpo. Encontrar aquello con lo que estés cómoda es fundamental, y para ello hay que perder el miedo a probar cosas nuevas y experimentar. Recuerda que no tienes que hacer nada que no quieras hacer, y que puedes tomarte el tiempo que haga falta y que consideres oportuno.

Comunicarte: Al realizar prácticas sexuales con una pareja, la comunicación es clave para evitar malos entendidos y conseguir la mejor experiencia posible. La honestidad a la hora de comunicar tus gustos y preferencias es indispensable y necesaria, ambos lo agradecerán al ver como mejora la experiencia.

Correcta limpieza del área íntima: La limpieza íntima es básica, es un proceso que se debe realizar diariamente, sin olvidar que la higiene en exceso puede dañar la flora vaginal. Los expertos recomiendan utilizar agua o jabones suaves con pH neutro que no alteren los niveles y siempre en la zona exterior, además de secar y tener una ventilación adecuada. Una limpieza correcta es la mejor prevención contra infecciones y molestias, y así garantizar la salud de nuestras partes íntimas.

No utilizar ropa apretada: Este tipo de prendas no permiten la correcta ventilación de la zona y facilitan la sudoración, por lo que no deben ser utilizadas durante periodos muy largos de tiempo. Se recomienda utilizar ropa interior de algodón, que mantiene el área más ventilada y fresca, proporcionando comodidad y frescura.

Hacer ejercicio y dieta: La actividad física y una correcta alimentación, generan una mejoría en el estado emocional y como consecuencia aumentan el bienestar de los individuos. Estás mejoras tienen como resultado un inminente aumento de la libido, que puedes aprovechar para disfrutar con tu pareja o contigo misma.

Reducir el estrés: Sin duda el estrés es uno de los problemas que más interfiere en la vida sexual, ya que disminuye notablemente el deseo. Para evitar el estrés se recomienda la realización de actividad física, evitar las situaciones que lo causan o practicar técnicas de autocontrol emocional, como el mindfulness o la meditación. Reducir el estrés no solo va a mejorar tu sexualidad, si no tu vida en general.

Tiempo y espacio: Parece que vivimos corriendo y no tenemos tiempo para hacer nada, el día termina y lo único que apetece es ir a la cama, a dormir. Parece imposible encontrar tiempo para la sexualidad, pero esto es sin duda, una necesidad. Tomarse por lo menos unos minutos (solos o en compañía) en cualquier momento del día, para experimentar y complacerse permite disfrutar al máximo de los beneficios que la sexualidad tiene para ofrecer. Improvisa y sorprende, siempre viene bien una actitud activa para favorecer los encuentros.

Ejercita los músculos de la zona pélvica: Además de notar mejoras importantes para la salud, como evitar las pérdidas de orina, estos ejercicios te ayudaran a experimentar sensaciones más eróticas y alcanzar el nirvana con orgasmos más potentes.

Visita a tu ginecólogo: Independientemente de si eres sexualmente activo o no, siempre es importante acudir al ginecólogo para saber con certeza que no hay ningún riesgo y que nuestros genitales están saludables.

Si estos hábitos no son parte de tu rutina habitual, este es un buen momento para incluirlos y comenzar a disfrutar de los incontables beneficios que una buena sexualidad puede traer a tu vida en 2021.