MENÚ
jueves 15 noviembre 2018
17:23
Actualizado
  • 1

El PP presiona para una nueva rebaja del IRPF

PSOE y Ciudadanos pactaron una reducción de entre el 2 y el 3,5 por ciento en la legislatura. La única bajada de dos puntos fue la de 2016

Sevilla.

Tiempo de lectura 2 min.

02 de enero de 2018. 20:28h

Comentada
Sevilla. 3/1/2018

La portavoz del PP-A en el Parlamento andaluz, Carmen Crespo, aseguró ayer que desde su partido no se entiende cómo tras el pacto de legislatura de la presidenta Susana Díaz con Ciudadanos «en estos momentos no se ha llevado a cabo ya la rebaja del IRPF para trabajadores y para pensionistas».

Hay que recordar que el acuerdo de investidura que firmaron PSOE y Ciudadanos en junio de 2015 incluía entre las 70 medidas la rebaja de entre un 2 y un 3,5 por ciento del Impuesto sobre las Retribuciones de las Personas Físicas para «clases medidas y bajas». Ambas formaciones llegaron a un acuerdo que se materializó en las cuentas de 2016 para bajar dos puntos el tramo autonómico de IRPF. Sin embargo, la continuación de la rebaja ha quedado en suspenso. Teóricamente aún queda un ejercicio presupuestario (el de 2019) para completar este compromiso, pero todo apunta a que estas cuentas pueden ser las últimas de la legislatura. La mayor conquista tributaria de Ciudadanos ha sido, sin embargo, la exención del impuesto de Sucesiones para las herencias de hasta un millón de euros. Esta medida se aplica desde el 1 de enero de este año.

«El 2018 empieza sin esa rebaja del IRPF y por tanto está perjudicando a las clases medias y a las personas que como pensionistas están cobrando una pensión y a las que no se le ha rebajado el impuesto del IRPF», aseguró en Almería la portavoz parlamentaria del PP-A. «Sin lugar a dudas» –dijo– su formación llevará al Parlamento una proposición de ley que «es de justicia» para rebajar dicho tributo para que «los andaluces no seamos los españoles que más impuestos pagamos».

Asimismo, se refirió a la reforma del impuesto de Sucesiones y Donaciones para sostener que su partido aspira a una fórmula «mucho más ambiciosa» porque el modelo por el que apuestan es el de «Madrid, con el 99 por ciento de bonificación del impuesto» y la extensión a un grado de parentesco mayor, ya que actualmente se limita a mujer e hijos. Crespo aseguró que se trata de un tributo «absolutamente injusto» que obliga a pagar a las «familias que llevan muchos años pagando». «Es decir, tus padres llevan pagando por un bien muchísimo tiempo y no tienen por qué volver a pagar de nuevo precisamente en la muerte o fallecimiento de ese familiar», abundó.

Además mantuvo que las donaciones también deben estar exentas para que aquellos hijos que reciban dinero de sus padres en una «situación económica dificultosa» no tengan que pagar por ello. Tras la reforma pactada entre PSOE y Ciudadanos las donaciones están bonificadas en un 99 por ciento hasta un millón de euros pero solo en el caso de que este dinero se dedique a la constitución o ampliación de una empresa. Por otro lado, respecto al nuevo modelo de la financiación autonómica, deslizó que existe un «compromiso del Gobierno de España» para reformar el actual que «el PP no votó» y que impulsó un «Gobierno socialista, el de Rodríguez Zapatero, y que fue aplaudido por Díaz y Griñán».

Últimas noticias