MENÚ
domingo 21 abril 2019
01:31
Actualizado

Juan Marín: “El Gobierno del PSOE no nos decía toda la verdad”

El vicepresidente de la Junta confía en lograr el respaldo de Vox a los Presupuestos pero advierte de que no cambiará el apoyo a las cuentas por “una coma en la Ley de Violencia de Género”

  • El vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), en su despacho de San Telmo / Foto: Ke-Imagen
    El vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), en su despacho de San Telmo / Foto: Ke-Imagen
Sevilla.

Tiempo de lectura más de 10 min.

15 de abril de 2019. 11:17h

Comentada
M. Maldonado/ P. Lugo/ L. Blanco.  Sevilla. 15/4/2019

No sólo no se arrepiente de la cena del Gobierno en Casa Bigote de Sanlúcar sino que revela que fue el consejero de Presidencia Elías Bendodo quien le «picó» y que dejó claro que pagaban «a escote». Hace gala de cercanía y sencillez, presume de buen talante y no de mando y no sólo no teme que en el futuro Inés Arrimadas baje a Andalucía sino que le encantaría.

¿Cómo de diferente es su anterior relación con el PSOE y ahora con el PP?

Yo siempre tuve una relación muy fluida en el PSOE con una persona muy concreta, (el vicepresidente Manuel) Jiménez Barrios y la sigo teniendo, pero sí ha cambiado mi relación con el PSOE. Con Susana Díaz siempre hubo una cierta distancia que se pronunció a partir de la convocatoria electoral. En este último Pleno parece que estamos haciendo un poco las paces.

¿Ya le ha devuelto el saludo?

Sí, y yo me alegro. En política podemos tener diferencias ideológicas pero las personas tienen mucho valor a la hora de las relaciones y creo que era completamente innecesario. También lo entiendo, pasar de estar gobernando Andalucía durante 37 años, y ella siendo la persona que era, a la oposición, no es fácil de encajar y le ha costado un tiempo. Con el PP las relaciones son muy fáciles porque hay muchas coincidencias en el proyecto político.

¿Y la diferencia entre estar o no en el Gobierno?

Antes uno sólo podía influir en las decisiones del Ejecutivo y ahora sí decides tú. Nosotros hicimos una oposición constructiva arrimando el hombro, haciendo propuestas con las que nos sentíamos vinculados y exigíamos al PSOE que las pusiera en marcha, pero no compartíamos muchas cuestiones, como se demostró en votaciones en el Parlamento. Ahora este es un sólo proyecto de Gobierno para Andalucía

También toca rendir cuentas, es una prueba para Cs.

Sí, y está siendo una prueba muy positiva, un trabajo muy serio. La comunicación entre PP y Cs, especialmente entre el consejero de Presidencia y este consejero es muy fluida y permanente, incluso mucho más de lo que lo era con el PSOE. Pero también ahora tomamos muchas más decisiones. Antes nosotros negociábamos los Presupuestos, algunos Proyectos de Ley, algunos decretos, cosas más puntuales y ahora tenemos la obligación de entendernos porque así lo decidieron los ciudadanos el 2 de diciembre. Pero está resultando muy fácil, de verdad.

¿Esa entente cordiale se va a mantener en campaña?

No lo sé, entiendo que cada uno debe defender su proyecto político, habrá algunas referencias como suele ocurrir en las campañas pero a la hora de sumar una alternativa habrá que sentarse a hablar de proyectos y yo creo que PP y Cs, igual que ocurrió en Andalucía, tenemos muchos más puntos de coincidencia que podamos tener con otras fuerzas.

¿Fue un error apoyar a Díaz y mantener al PSOE más años?

En absoluto, yo no me arrepiento de nada de esa época porque creo que fuimos muy útiles para Andalucía. Los ciudadanos empezaron a entender que desde la oposición sin entrar en el Gobierno se puede ser útil, esto no se había dado antes nunca y ahora estamos demostrando que se puede tener un compromiso serio por cambiar todas aquellas cuestiones que desde la oposición, con sólo 9 diputados, no podíamos cambiar. El PSOE tenía otras alternativas a la hora de poder llegar a acuerdos puntuales y lo hizo durante la legislatura pero sí le exigimos que respetara los que nosotros teníamos con ellos. Cuando dejó de cumplirlo se acabó la legislatura, que por cierto, fue cuando decidió la señora Díaz.

¿Y ustedes exploran otras alianzas o sólo miran a Vox?

En absoluto, estamos explorando otras vías permanentemente, por ejemplo, los órganos de extracción parlamentaria. Adelante Andalucía está de acuerdo con los planteamientos que le hemos hecho igual que Vox, el PSOE parece que no porque como siempre pretende seguir controlándolo todo. Y en muchas otras cuestiones. En la Mesa del Parlamento esta semana había no sé cuantas Proposiciones no de ley que habían salido por unanimidad.

El PP también bloqueó la renovación de la RTVA o de la Cámara de Cuentas.

Sí sí, aquí cada uno que aguante su vela. Más mérito tengo que tener para convencer a unos y a otros. Soy un hombre que no me levanto de la mesa hasta que no consigo al menos intentar llegar a un acuerdo porque creo que para eso nos pagan el sueldo, no para que nos pongamos trampas unos a otros. Aquí estamos muy acostumbrados a que nos pongan trampas y en el Parlamento minas ha habido que saltar todos los días. Ahora estoy consiguiendo que algunas de esas cuestiones se vayan reconduciendo.

No paran de hacer fichajes de otros partidos, el último un diputado del PP en la pasada legislatura, Guillermo García Longoria, de dos a la Alcaldía de Huelva ¿no enturbiará las relaciones?

Es un tío estupendo, siempre lo vi más de Cs que del PP.

Alguna llamada habrá recibido del PP.

Ninguna.

Pues hay críticas públicas.

Las habrá supongo, también hay gente de Cs que se haya podido ir a otras fuerzas. En el caso de Guillermo me sorprendió que diera ese paso pero no que su perfil encajara con nuestro proyecto político.

¿Y cómo puede entender la gente ese trasvase?

Esto no es nuevo en política, para mí el mejor ministro de Industria fue Piqué, que fue militante del Partido Comunista y ministro del PP. Usted mismo ha pasado por varios grupos.

No, yo no he pasado por varios grupos, yo he trabajado para varios partidos. Trabajé en el Gabinete de Comunicación del PA, no he militado jamás en mi vida en el PSOE, y después estuve trabajando para el PP y un grupo independiente, y después estuve en coalición con el PSOE en el Ayuntamiento de Sanlúcar y parece que he sido militante toda la vida. Cuando uno se compromete con un partido se compromete pagando una cuota, sometiéndose a unos Estatutos...

¿Teme que busquen aprovecharse de Cs? Todos van en listas.

Creo que hay mucha gente que han visto que Cs es un proyecto que les ilusiona. Esto no es una cuestión de de donde vienes sino hacia donde quieres ir y si quieres ir a ese proyecto que tú defiendes pues bienvenido, las puertas abiertas siempre.

¿La bajada de impuestos va a tocar de verdad el bolsillo a las clases medias?

Les toca de lleno. Cualquier persona que quiera darle mil, 10.000 o 50.000 euros a su hijo para montar un negocio o comprarse una vivienda lo va a notar. La reforma del IRPF va en la línea de convergencia con los tipos y tramos que a nivel nacional hay y que defienden Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, ¿Eso es bueno para los españoles y no para los andaluces, por qué? Claro que lo va a notar mucha gente. En sucesiones y donaciones, ¿cuántas parejas de hecho hay que pierdan a su pareja y lo pierden todo? O padres que tienen en acogimiento permanente a un niño, si ocurre cualquier cosa ahora se equipara al que está en adopción.

¿Y cómo van a compensar la caída de recaudación?

Ya lo hemos demostrado en cuatro años, bajando los impuestos ha subido la recaudación. Los dos impuestos por los que se mantiene el Estado de Bienestar son el IVA, que es consumo, y el IRPF y solamente se ingresa más por IRPF si generamos empleo. Eso es una teoría económica que defendemos los liberales y los socialistas a nivel nacional pero aquí no, y que además también implantó la señora Díaz en la anterior legislatura ¿por qué lo hizo? ¿por qué aceptó las propuestas de Cs? Son modelos económicos distintos y nosotros tenemos además un compromiso por el que nos votaron los ciudadanos el 2D y lo hemos llevado a cabo. Nadie se puede sorprender de esto porque con más dinero en circulación, más consumo, vía IVA y vía IRPF se ingresa más y remito a las liquidaciones de 2016, 17 y 18, 700 millones más de recaudación cada año.

¿Se esperaba encontrar tanto bajo las alfombras?

Me temo que va a haber más.

Ustedes se reunían y hacían anualmente un informe de ejecución del pacto ¿Les engañaban?

No nos decían toda la verdad. Teníamos que pedir los informes mensualmente por escrito, informes vinculados a las partidas presupuestarias que estaban acordadas con nosotros y a los acuerdos que teníamos.

¿Los políticos ganan poco en Andalucía? Se planteó equiparar sueldos con los de a nivel nacional.

No, nosotros no vamos a subir sueldos y menos si no fuera por consenso. Eso lo lanzó la señora Díaz lo mismo que el día de la investidura nos rodeó el Parlamento diciendo que íbamos a derogar la Ley de Violencia de Género, que estaban en riesgo las políticas de igualdad, la sanidad pública, que queríamos privatizarlo todo. Esto obedece a una estrategia del PSOE que yo creo que está totalmente equivocada. El tiempo pone las cosas en su sitio y acaba cada uno en su lugar. Otra cuestión es que los sueldos de los altos cargos y de los políticos siempre han sido una herramienta que se ha utilizado demagógicamente. Y que no es razonable que haya altos cargos o directivos que cobren más que el presidente. En la reforma que hemos planteado de la RTVA uno de los puntos es que ningún directivo cobre por encima del presidente de la Junta.

Rivera imita su estrategia, veta al PSOE, con quien ya pactó ¿Están dejando el centro? ¿Sus votantes pueden tragarse que no han pactado con Vox cuando es vicepresidente con sus votos?

No, yo no soy vicepresidente con los votos de Vox, yo soy vicepresidente gracias a que tuve 700.000 votos en las elecciones y a que hubo una mayoría suficiente para poder llevar a cabo un cambio. El señor Pedro Sánchez con el que Albert Rivera llegó a unos acuerdos, después de eso se ha puesto a llegar a acuerdos con los que quieren romper este país, con los que están poniendo en tela de juicio el Estado de Derecho, con los que están atentando contra la Constitución, con los que durante muchísimos años hicieron alarde del terrorismo de ETA, es que ha cambiado. Nosotros seguimos en el centro, lo que no sé es dónde está el PSOE de Sánchez

¿Diaz también cambió?

Susana Díaz no cambió, es que no cumplió y una persona que no cumple, si se vuelve a presentar a otras elecciones, usted comprenderá que no tenga confianza.

¿Le hubiera gustado que cumpliera y ser hoy vicepresidente con ella?

Si Susana Díaz hubiera cumplido hoy a los andaluces le iría mejor, había muchas medidas importantes que poner en marcha y no quiso hacerlo. Una cosa es que Cs y el PP no podamos llevar a cabo una reforma fiscal porque nos tumben el Decreto en el Parlamento y otra cosa es que la señora Díaz no llevara a cabo ninguno de los acuerdos que quedaron que sí tenía la mayoría suficiente. Creo que buscó una excusa para convocar unas elecciones que a quien únicamente beneficiaba era a ella, o creía que la beneficiaban porque después le salió mal, pero se equivocó igual que cuando las primarias del PSOE. Estaba tan segura que no vio que a lo mejor otro resultado era posible.

¿Cree que Vox apoyará los Presupuestos en mayo?

No lo sé. Hay dos fuerzas políticas que están dispuestas a escucharnos, Vox y Adelante Andalucía. El PSOE ha hecho una enmienda a la totalidad de unos presupuestos que todavía no se han presentado

¿Ve más fácil entenderse con Adelante Andalucía?

Hay algunos puntos en los que es muy fácil llegar a acuerdos con ellos, sobre todo en políticas por la igualdad y políticas sociales como la violencia de género, en materia de sanidad y educación garantizar un 5 y un 7% (del presupuesto). A lo mejor en materia fiscal no porque estamos en las antípodas, ellos piensan que hay que seguir subiendo los impuestos porque se piensan que a la gente no le cuesta pagar, y en este caso con Vox será más probable llegar a acuerdos porque compartimos un modelo económico más similar.

Pide algo a lo que Cs no estuvo dispuesto. Rivera frenó acuerdos con el PSOE si también hablaba con Podemos y usted apela a Vox y a Adelante Andalucía.

Yo he apoyado en Andalucía un proyecto político del PSOE y unos presupuestos del PSOE que no eran míos. Nunca haría lo que ha hecho el PSOE ahora en Andalucía, que es decir «no antes de», ¿cómo va a decirle usted no a un presupuesto que no conoce? Ahora, yo me siento a hablar de presupuestos y hablo de presupuestos, lo que no puedo es cambiar como si fuera un cromo un presupuesto que garantiza los servicios públicos a 9 millones de personas por cambiar una coma en una Ley de Violencia de Género. Ahí Vox no nos va a encontrar.

¿Habrá recortes?

Lo que hay que hacer es un presupuesto realmente eficaz y que no venda humo. No paré de decir durante los dos últimos años en el Parlamento que el capítulo de inversiones no se estaba ejecutando, el nivel de inversión no llegaba al 52%. No podemos hacer un presupuesto donde metamos 2.000 o 1.700 o 3.000 millones en inversiones públicas para después no ejecutarlo. A lo mejor hay que decirle a los ciudadanos que este año solamente podemos invertir 700 millones, eso es hacer un presupuesto que se ajusta a las necesidades reales y que además no haya miedo de explicarlo. No es cuestión de si sube un 5% o baja un 3%.

Sabe que si es así el titular será que baja el Presupuesto.

A mí me da igual el titular. Lo importante es que cuando llega tu cuenta de resultados el 31 de diciembre hayas ejecutado esas políticas sociales, económicas o de inversión pública ¿Para qué quiero unas cuentas públicas que engañen a los ciudadanos?

¿Ve a Inés Arrimadas de presidenta de la Junta?

Lo dije una vez públicamente, a mí me hubiera encantado que hubiera tomado esa decisión pero el partido y ella estaban en otro compromiso, yo quisiera a Inés en cualquier puesto posible

¿Y a usted de ministro?

Juan Marín no va a pasar de Despeñaperros para arriba en ningún cargo de responsabilidad.

Últimas noticias