MENÚ
lunes 24 septiembre 2018
02:43
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Susana Díaz: «La cuestión ya es si las elecciones son tres meses antes o después»

La presidenta admite que habrá adelanto si se confirma la falta de voluntad de Cs por negociar el presupuesto

  • Susana Díaz: «La cuestión ya es si las elecciones son tres meses antes o después»
Sevilla.

Tiempo de lectura 4 min.

03 de septiembre de 2018. 21:28h

Comentada
P. García.  Sevilla. 4/9/2018

Susana Díaz afirmó ayer el debate sobre el adelanto electoral con el que concluyó el anterior curso político y ha arrancado el actual se reduce ya «a si son tres meses antes o después». La presidenta de la Junta de Andalucía, en una entrevista en la Cadena Ser, admitió que la decisión final no depende de ella sino de la actitud de la oposición y en especial de Ciudadanos, a cuyo líder ve «muy nervioso» por su batalla por liderar la derecha en España con el popular Pablo Casado. «Es normal que influya la aprobación del presupuesto, porque éste determina si hay 1.100 millones más o no» para «seguir recuperando derechos», señaló Díaz, que se reitera al decir que la llamada a las urnas se producirá «cuando interese a Andalucía, cuando le venga bien a esta tierra».

18 de noviembre, 25 de noviembre, 2 de diciembre... Después de un año de especulaciones sobre el adelanto electoral, Díaz insiste en que su intención «siempre» ha sido agotar la legislatura y recuerda que los últimos años «hemos sido los primeros en aprobar los presupuestos» a los que supedita la estabilidad. De forma que cuando no la haya, «tendrán que hablar los andaluces». La presidenta detecta mucho «nerviosismo» en una oposición a la que «parece que lo único que le preocupa» es permanecer en campaña. Especialmente crítica fue con Ciudadanos, su socio de investidura. A su juicio, el «volantazo» de Rivera «no ayuda». La formación naranja ha supeditado la negociación de la cuentas para 2019 a la eliminación de los aforamientos. El líder Cs en Andalucía, Juan Marín, esgrime que es cuestión de voluntad política y la presidenta insiste en que la medida requiere una reforma del Estatuto de Andalucía, proceso que se prolongaría necesariamente en el tiempo; y recalca que su tarea es aprovechar el nuevo ciclo de crecimiento económico con unos «presupuestos expansivos». Lo peor, según Díaz, es que Albert Rivera impone su criterio sin respetar a sus compañeros en la comunidad. «lo interpreto como una falta de autonomía. Rivera no encuentra su espacio y está muy nervioso porque le han cambiado las cartas y le han entrados las prisas. Cuando interviene en Andalucía no lo hace pensado en Andalucía; Andalucía a Rivera le interesa lo justito», añadió.

Díaz se permitió darle un consejo a Albert Rivera: «Si algo he aprendido es que cuando uno sobreactúa, la gente te cala rápido». Y matizó: «Me parece bien quitar los aforamientos para que todos seamos iguales ante la ley, pero Rivera se acuerda ahora y no lo hizo cuando le aprobó los presupuestos a Mariano Rajoy».

Con Cs marcando una línea roja, Díaz no espera nada del PP y muy poco de Izquierda Unida y Podemos porque tienden la mano con la boca pequeña. Lo que tiene claro Díaz es que desea un debate propio para Andalucía con independencia de la fecha elegida.

El PP cree que Cs y PSOE «simulan una ruptura»

El PP-A considera que Susana Díaz «alimenta» el debate sobre un posible adelanto electoral en Andalucía, «en unas ocasiones con el silencio y en otras haciendo declaraciones ambiguas», porque «tiene en una mano el calendario electoral y en la otra el calendario judicial». De hecho, la secretaria general del PP-A, Loles López, criticó que «después de unas largas y costosas vacaciones, Susana Díaz vuelve deshojando la margarita de la fecha electoral, igual que se fue, porque le interesa tapar una legislatura en blanco».

Y es que, a su juicio, tanto Susana Díaz como Juan Marín, líder andaluz de Cs, «simulan una ruptura» como si fueran «pimpinela» para que se siga hablando en Andalucía de un posible adelanto electoral porque a ambos «les interesa». A la jefa del Ejecutivo «le interesa para tapar lo que no ha hecho en esta legislatura» y a Cs, «para tapar su entreguismo al PSOE-A».

En la misma línea, la coordinadora general de Podemos, Teresa Rodríguez, criticó que Cs diga ahora que no negociará los presupuestos si no elimina los aforamientos, ya que lleva «tres años blanqueando el cortijo». Y es que la formación naranja ha votado en contra de sus propuestas sobre una oficina anticorrupción, sobre la ley de cuentas y sobre la reforma «contra las dietas black».

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs