MENÚ
martes 25 septiembre 2018
15:30
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Un pueblo que es puro teatro

  • Casi 300 vecinos de Hinojosa del Duque (Córdoba) participan en la representación de la obra del Marques de Santillana /Foto: Efe
    Casi 300 vecinos de Hinojosa del Duque (Córdoba) participan en la representación de la obra del Marques de Santillana /Foto: Efe

Tiempo de lectura 4 min.

04 de agosto de 2018. 20:03h

Comentada
4/8/2018

Ocurre cada cuatro años, como el mundial o las olimpiadas, y, aunque a escala microscópica, pocos eventos tienen tanto impacto popular en la Comarca del Valle de Los Pedroches como la representación popular de «La Vaquera de Finojosa», una obra que revoluciona el municipio de Hinojosa del Duque cuando toca llevarla a escena.

A pesar de estar profundamente arraigada en el municipio, huelga decir que esta representación popular solo se ha llevado a las tablas siete veces, la primera de ellas hace justo veinte años, lo que convierte a la representación de este año en una de las más simbólicas para los vecinos del municipio, que ya llevan dos días convertidos en sus personajes, y que encima lo hacen a partir de un texto nuevo y revitalizado, según explica a Efe el director, José Caballero.

Caballero no es nuevo en estas lides, ya formaba parte de la nómina de directores de esta obra junto a Carlos María Blanco y José Manuel Murillo, si bien esta ocasión también es especial para él pues se ha encargado de escribir un libreto nuevo que adapta la obra del Marqués de Santillana al castellano moderno y que amplía la nómina de personajes de 17 a 39.

«Ha sido un reto porque no es lo mismo empezar con una obra que ya conocían, que hacerlo en un contexto nuevo, en el que hay que explicar cada personaje, con vecinos que no tienen nada que ver con el teatro, más allá de la afición», señala el director de la Vaquera, que añade que el nuevo libreto «se ha escrito en verso rimado, en clave de puro teatro».

Y teatro puro es lo que se respira estos días en Hinojosa, donde aproximadamente unos 300 vecinos de la localidad participan como protagonistas o como figurantes en esta representación, que comenzó el pasado jueves 2 de agosto por la noche y que echará el telón mañana, tras haber sido vista por miles de espectadores.

El primer día, poco antes de empezar, el director y los actores reconocían «ciertos nervios», pero los centraban en «la ansiedad del estreno» y, más concretamente, Caballero ponía el acento en que al ser el aniversario, había que dar el do de pecho.

«Cada director le pone su punto y le otorga su seña de identidad», explica el dramaturgo, que bromeaba antes de alzar el telón con que el principal reto había sido poder eliminar el deje que existe en Hinojosa del Duque.

«Moza tan fermosa / non vi en la frontera / como una vaquera / de la Finojosa», arranca el texto del Marqués de Santillana, trasunto de Íñigo López de Mendoza (Carrión de los Condes 1398-Guadalajara, 1458), un poeta prerrenacentista que escribió unos versos que sirvieron de inspiración para el libreto inicial de Paco Benítez, basado en las costumbres populares de la localidad, y que luego fue rescrito en otra versión por el gaditano Luis de Eguílaz. Y entre una versión y otra está la que se ha llevado a las tablas este año, en este caso, a la puerta de la Parroquia de San Juan Bautista, más conocida como Catedral de la Sierra, un majestuoso templo construido en el siglo XVI, que hace las veces de escenario para la representación. Más claves para el impacto de la obra son la música de Miguel Cerro, que esta edición recoge piezas de todas las representaciones anteriores; y el estilismo, ya que para la ocasión se han decolorado todos los vestidos y se les ha vuelto a dar color uno a uno de forma manual, de modo que ofrecen una huella visual remarcable. «Es que ese retablo, esos trajes y esa música dejan un recuerdo imborrable», señala el director de la obra, que añade que la representación de «la vaquera» fue «una de las pioneras en cuanto a teatro popular» en toda España, y se ha convertido en todo un acontecimiento en la localidad.

Para Caballero, la clave de su crecimiento está en el ímpetu de los vecinos hacia su obra. «Cada vaquera es suya, y luchan por ella a muerte», remarca el dramaturgo, que ha escogido para este año el eslogan «ha llegado para quedarse». En este sentido, recuerda que la fiesta del teatro llega a la localidad cuando se publica que empieza el casting de la vaquera. «Es un ir y venir de vecinos que va desde niños de 4 años a ancianos de 60 años», puntualiza el director.

Todo para representar una historia de amor entre un noble y una mujer de la que quedó prendado, y que es, a su manera, parecido al flechazo que tiene el pueblo de Hinojosa del Duque con el teatro.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs