MENÚ
martes 15 octubre 2019
08:19
Actualizado

Tudanca «no tolerará» que gobiernen Castilla y León desde Madrid

El socialista arranca fuerte su oposición pidiendo explicaciones en las Cortes por los incendios de Ávila

  • Luis Tudanca visita la zona afectada por el fuego en el Valle del Tiétar abulense
    Luis Tudanca visita la zona afectada por el fuego en el Valle del Tiétar abulense /

    Psoecyl

Ávila.

Tiempo de lectura 4 min.

02 de julio de 2019. 21:08h

Comentada
D. Viejo.  Ávila. 3/7/2019

Una vez asumido, aunque no del todo bien digerido, que no gobernará Castilla y León durante los próximos cuatro años, el socialista Luis Tudanca, ganador de las elecciones pero sin trono por el «pacto de la vergüenza», como así ha calificado al acuerdo entre PP y Ciudadanos, ha arrancado fuerte y contundente su trabajo como jefe del principal partido de la oposición. Primero, advirtiendo a populares y «naranjas» que el PSOE «no tolerará ni permitirá» que se gobierne nuestra Comunidad desde Madrid -en referencia a la presencia de comisarios políticos de Madrid en las negociaciones y la firma del pacto, por Teodoro García Egea, del PP, y José María Espejo, de Cs,- y asegurando que los socialistas seguirán trabajando cada día en defensa de los intereses de esta tierra «por encima de cualquier otra cosa». «Han hecho retroceder 40 años a la Región haciéndola desaparecer», anunciaba Tudanca.

Y, segundo, registrando una solicitud de comparecencia en las Cortes del consejero de Fomento y Medio Ambiente en funciones, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para que explique la gestión llevada a cabo por su departamento en los incendios de Gavilanes-Pedro Bernardos y El Arenal que han asolado la provincia de Ávila en este inicio del verano, y cuyas llamas podrían haber devorado más de 1.500 hectáreas.

Tudanca se mostraba bastante crítico con la actuación del Gobierno regional en estos fuegos y con el operativo puesto en marcha. «No ha sido eficaz y no ha estado a la altura de las circunstancias, ni antes, ni durante ni después de que se produjeran los incendios forestales», afirmaba, mientras afeaba al Gobierno de la Comunidad que no haya invertido «lo suficiente» en prevención durante el invierno «a pesar de las reiteradas advertencias de los trabajadores, los sindicatos y el PSOE».

«Sabíamos que venía una ola de calor y aún así no tenían el dispositivo preparado y contratado para hacer frente a los incendios que sabíamos que se iban a producir», decía Tudanca, mientras recordaba que son las administraciones las tienen la responsabilidad de poner todas las medidas para evitar que se produzca y si se origina, que tengan el menor impacto posible.

Asimismo, echaba en cara también a la Junta sus constantes promesas de reforestación una vez producidos los fuegos «que luego no se cumplen». «Cuando el tiempo pasa la Junta y el PP se olvidan y todo sigue igual». E insistía en que se pueden hacer las cosas de otra manera. Así, defendía una nueva ley de prevención, extinción y reforestación que los socialistas llevaban en su programa electoral, así como el reconocimiento de la categoría de bomberos forestal, la creación de una red de parques comarcales en Castilla y León e incrementar el tiempo de contrato de los fijos discontinuos. «Hay posibilidades para que estas cosas no sucedan o sucedan menos», apuntaba, y se comprometía a seguir luchando para dar una solución a los incendios.

«Igea vendió su dignidad por unas migajas» vendidosilloones»

Por otro lado, siguen arreciendo las críticas socialistas contra el próximo vicepresidente de la Junta, Francisco Igea. Si el lunes era Ana Sánchez quien le llamaba subalterno, mentiroso y que su actuación ha rozado el fraude electoral, el martes era el líder del PSOE, Luis Tudanca, quien se despachaba a gusto. «Se ha rendido fácilmente por unos sillones y ha vendido su palabra y su dignidad a cambio de unas migajas», decía.

Últimas noticias