MENÚ
domingo 26 mayo 2019
23:25
Actualizado

La escultura razonada de Salvador Dalí

La fundación del artista presenta el primer tramo del catálogo con su obra en este formato

  • La escultura razonada de Salvador Dalí
Barcelona.

Tiempo de lectura 4 min.

08 de abril de 2019. 21:54h

Comentada
Víctor Fernández.  Barcelona. 8/4/2019

La obra escultórica de Salvador Dalí no ha sido hasta la fecha estudiada con rigor. Eso ha hecho que existe en la actualidad un lío –pequeño o grande, según se mire– con todo lo que tiene que ver con este tipo de obras. Solamente existía una suerte de catálogo llamado «Le dur et le mou» realizado en 2004 por Robert Descharnes, el último y controvertido secretario personal del genio de Figueres, además de algún catálogo alrededor de la polémica colección Clot.

Desde hace unos años, la Fundació Gala-Salvador Dalí está publicando en su página web el catálogo razonado formado con la producción pictórica del pintor. A esta labor se le suma ahora el nada fácil estudio y catalogación de la escultura daliniana. Ayer se presentó en la Pedrera el primer tramo de este labor y que, por ahora, nos lleva de un tramo cronológico de 1931 a 1936. En total son 34 piezas originales, algunas de ellas inéditas y otras actualmente en paradero desconocido. Son trabajos realizados mientras Salvador Dalí era un integrante activo del grupo surrealista de París, liderado por el escritor André Breton, y del que fue finalmente expulsado en 1934.

Este «Catálogo Razonado de Escultura y Obra tridimensional de Salvador Dalí» se inicia con una pieza de 1931: el llamado «Objeto de funcionamiento simbólico», de 1931 y que fue el primer objeto surrealista del genio de Figueres.

De algunas de estas obras solamente tenemos conocimiento gracias a las fotografías, la única vía que ha tenido la fundación para acceder a estos trabajos. Es el caso de «Espectro ornamental de la erección», un original en yeso de 1933 y que remite a un óleo posterior, de 1938: «Restos de un automóvil dando a luz a un caballo ciego que muerde un teléfono».

El trabajo de catalogación y estudioso llevado a cabo por el Centre d'Estudis Dalinians de la fundación, bajo la dirección científica de Montse Aguer y Laura Bartolomé, cuenta con algunos episodios a tener en cuenta. Uno de ellos es la colaboración de Dalí con Brassaï para la realización de una serie de piezas muy probablemente de vida efímera. Fueron realizadas en 1933 llevando a cabo Dalí la dirección artística de la serie fotográfica capturada por la cámara de Brassaï, el mismo autor que se encargó de la primera catalogación de la escultura de Picasso. El conjunto de imágenes se publicó por primera vez en 1933 en las páginas de la revista «Minotaure», aunque no vieron la luz todas. Algunas han permanecido inéditas y ahora han sido rescatadas por la Fundació Gala-Salvador Dalí procedentes de los archivos de Brassaï, hoy conservados en la Bibliothèque Kandinsky del Centre Pompidou de París.

En esta primera labor de catalogación también se incluye la única obra que se guarda en las colecciones del Museo Dalí de Figueres. Se trata de «Babaouo», una caja de madera, láminas de cristal pintado y fuente de luz y que el maestro ampurdanés concibió como un objeto con el que publicitar el libro que contenía el guión de «Babaouo», una película escrita poco después de su colaboración con Luis Buñuel y que nunca llegó a ver rodada para la gran pantalla.

Han quedado fuera, por el momento, algunas piezas que «están hoy en estudio», como remarcó ayer Aguer. Son obras que todavía no cuentan con documentación suficiente como para reforzar que puedan formar parte del catálogo razonado.

Ahora queda algunos de los aspectos más controvertidos de la producción daliniana en escultura. No es un terreno nada fácil en el que poder caminar y que desembocó en el pasado en algunas polémicas y letigios, unos abiertos y otros cerrados. Es el caso de espacio expositivo que hasta fecha reciente estaba en un espacio del Cercle Artístic de Barcelona y que tenía a la escultura como su principal eje. Otro caso que deberá tocarse es el de la colección del galerista y coleccionista Beniamino Levi y que actualmente puede verse en el Espace Dalí de París.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs