MENÚ
lunes 21 enero 2019
23:16
Actualizado

Un adiós ilustrado

Claudio López de Lamadrid y Paula Bonet trabajaban en una nueva edición de Joan Didion

  • Una de las ilustraciones de Paula Bonet para «El año del pensamiento mágico» de Joan Didion
    Una de las ilustraciones de Paula Bonet para «El año del pensamiento mágico» de Joan Didion

Tiempo de lectura 4 min.

13 de enero de 2019. 09:19h

Comentada
Víctor Fernández Barcelona. 13/1/2019

«La vida cambia deprisa.

La vida cambia en un instante.

Te sientas a cenar y la vida que conocías se acaba.

La cuestión de la compasión».

Esas palabras son el punto de partida de «El año del pensamiento mágico», uno de los títulos más celebrados de la novelista y periodista estadounidense Joan Didion. En él, Didion habla de la muerte repentina de su marido, el también escritor John Gregory Dunne.

El libro conocerá el próximo mes de mayo una nueva vida gracias a una edición enriquecida con una treintena de ilustraciones de la pintora y escritora Paula Bonet. Este ha sido el libro que ha dejado el editor Claudio López de Lamadrid preparado para ser editado. Ha sido el proyecto y quedó concluso el pasado jueves, un día antes de su repentina desaparición.

Ese día, la pintora y escritora Paula Bonet fue a las oficinas de Penguin Random House, en la barcelonesa Travessera de Gràcia, para mostrar las ilustraciones que había realizado para el texto de Didion. «Estuvimos hablando el jueves y cerrando el libro. Solamente quedaba grabar una frase: “La vida cambia en un instante”. Mientras trabajaba en el libro sufría por si Joan Didion no podía ver el libro concluído y quien no lo ha visto ha sido Claudio».

Quien ha sido el responsable de Literatura Random House ha sido también el encargado de darle una nueva oportunidad a la obra de Joan Didion en nuestro país, aunque él mismo reconocía en redes sociales que era una autora para la que costaba encontrar lectores en España. De su mano aparecieron, además de «El año del pensamiento mágico», «Noches azules», «Según venga el juego» y, mucho más reciente, «Sur y Oeste». Una mención aparte de la merece «Los que sueñan el sueño dorado», una antología de artículos y ensayos seleccionados por el propio Claudio.

En contacto con Didion

El editor, como rememoraba ayer emocionada Bonet, «ha estado en contacto con la agente de Didion. Ella dice que le gusta convivir con la portada de sus libros unos días hasta darle el visto bueno. En este caso le pasamos la primera prueba de la portada y dijo que sí pronto. La única pega que nos puso es que quería que mi nombre apareciera un poco más grande, algo que dice mucho de la generosidad de esta señora».

Paula Bonet califica el encargo de López de Lamadrid como «un regalo impagable» que ha sido «hecho a golpes. Llevábamos mucho tiempo trabajando en el libro por culpa de esta agenda mía. Pero el martes pasado ya estaba todo el material y el jueves fui a ver a mis editores Albert Puigdueta y Carme Riera. Fue al estar allí que me llamó a su despacho y estuvimos hablando sobre todo un trabajo en el que ha confiado hasta el final. Era tan generoso hablando contigo que a veces acababas teniendo la sensación de que le estabas roban el tiempo, pero a él eso no le importaba».

Esa confianza ya la pudo percibir Paula Bonet con la publicación de su libro «Roedores», en Literatura Random House y con Claudio López de Lamadrid como su editor. «Fue él quien vio que aquel proyecto se tenía que dividir en dos: el texto y las ilustraciones, cada parte por separado».

Quedan proyectos. En este sentido, la pintora y escritora confiaba en hacer un nuevo libro propio con él. A ello se le sumaba el viajar con el editor hasta las ferias de Cartagena de Indias y Buenos Aires, siendo en esta última donde la Barcelona es la ciudad invitada en la edición de este año. «Me siento muy agradecida y tengo esa sensación de egoísmo por no haber pasado más tiempo hablando con él», señala Paula Bonet.

En «El año del pensamiento mágico», Didion reconoce en sus primeras páginas que estuvo mucho tiempo sin escribir, sin poder avanzar en el libro. Durante unos días todo quedó limitado a «La vida cambia en un instante. El instante normal».

Ese cambio en la vida, tan inesperado como doloroso, plasmado en las palabras de Joan Didion, fue lo que ayer Paula Bonet convirtió en último grabado para el libro en su taller barcelonés. Fue inevitable no pensar en Claudio López de Lamadrid mientras estampaba esas palabras. Ha sido, sin quererlo, un adiós ilustrado a uno de los grandes nombres de la edición.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs