MENÚ
martes 12 noviembre 2019
02:20
Actualizado

Grezzi rehúsa dar datos sobre el fraude en la EMT y contrata a un bufete chino

Una de las transferencias fraudulentas está bloqueada. Grezzi cree que es posible recuperar al menos esta parte de los cuatro millones de euros robados

  • El concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, ayer antes de celebrarse la reunión del Consejo de administración
    El concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, ayer antes de celebrarse la reunión del Consejo de administración
Valencia.

Tiempo de lectura 2 min.

02 de octubre de 2019. 20:24h

Comentada
R.Peiró Valencia. 2/10/2019

Cuatro millones de pérdidas y algunos miles más en minutas de abogados es lo que, de momento, está costando el fraude de la EMT de Valencia. En medio del escándalo sobre cómo pudieron estafar a la empresa pública municipal en ocho ocasiones distintas pero con el mismo «modus operandi», el Gobierno de Joan Ribó busca a la desesperada una justificación que le exima de responsabilidad. Primero despidieron a la directora del negociado de administración por considerar que no había hecho bien su trabajo; ahora han contratado a un bufete de abogados de Hong Kong (China) para tratar de averiguar quiénes se han llevado los cuatro millones de las arcas públicas del Cap i Casal sin que nadie se diera cuenta hasta 20 días después del robo (y gracias a la alerta de la entidad bancaria y no por mecanismos internos de control de la EMT).

La idea es, según dijo hoy el concejal de Movilidad y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, recuperar los cuatro millones y, de manera más inmediata, que no se haga efectiva la última transferencia fraudulenta (cuyo montante no quiso desvelar para no perjudicar a la investigación). Ese es también el motivo que esgrime para no desvelar los informes y pesquisas que se han llevado a cabo sobre este asunto desde que se descubriera hace apenas diez días (se pedirá un informe de legalidad a los servicios jurídicos para decidir cómo se traslada la información). No obstante, desde la oposición no lo entienden del mismo modo y acusan a Grezzi de falta de transparencia en un asunto con muchas lagunas.

Tampoco tienen claro los grupos de la oposición cuánto va a costar el bufete de abogados hongkonés, que trabajará con un equipo local, y por qué ha sido necesario recurrir a él.

No es lo mismo

La semántica es importante, más aún si cabe en política, donde no es lo mismo, por ejemplo, una mesa de trabajo que una de investigación. En esas estaban esta mañana Gobierno local y oposición acerca de quién y dónde había de investigarse el suculento fraude. Los que están al mando creen que es en el seno de la propia EMT donde debe dirimirse qué pasó y, sobre todo, cómo pudo pasar, mientras que desde el PP consideran que es el pleno del Ayuntamiento el organismo que debe aprobar una comisión que, a su vez, depure responsabilidades. Hoy, el PP se ha abstenido en la votación para la creación de este grupo de trabajo porque, a su juicio, Compromís y PSPV están tratando de evitar las consecuencias y «blanqueando el robo de los cuatro millones de la empresa pública municipal. Por todo ello, la portavoz popular, María José Catalá, ha pedido la dimisión de Grezzi.

Últimas noticias