MENÚ
miércoles 23 octubre 2019
13:32
Actualizado

El Ayuntamiento de Madrid estudia el carril-bici de Castellana y quitar el de bulevares

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad prefiere extender el modelo de ciclo-carril en las calles con alta intensidad de tráfico y varios carriles de circulación frente a otras opciones

  • El informe técnico está valorando tanto la influencia en la circulación como la seguridad del carril-bici de los bulevares / Foto: Cipriano Pastrano
    El informe técnico está valorando tanto la influencia en la circulación como la seguridad del carril-bici de los bulevares / Foto: Cipriano Pastrano

Tiempo de lectura 2 min.

17 de septiembre de 2019. 05:16h

Comentada
Nuria Platón 17/9/2019

La movilidad ciclista en la capital es un modelo estilo «bazar» en el que caben todos los sistemas de circulación. Coexisten carriles-bici, ciclo-carriles, sendas ciclables y varias combinaciones entre ellos, con mayor o menor éxito según la asociación ciclista a la que se pregunte. Respecto al futuro de algunas de las infraestructuras que más polémica suscitaron durante la pasada legislatura, se pronunció ayer en la comisión del ramo el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, que aseguró que se van a estudiar todas las opciones posibles.

En concreto y respecto al carril bici de los bulevares –calles Sagasta, Carranza y Alberto Aguilera–, Carabante explicó que actualmente se está realizando un informe técnico sobre su viabilidad desde dos vertientes: por un lado cómo ha afectado al tráfico, tanto a la circulación como a los propios ciclistas; y, por el otro, desde el punto de vista de la seguridad. Según detalló el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, «cuando analicemos todos los aspectos se tomará una decisión sobre qué hacer con él». Y es que el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ya anunció durante la campaña electoral su intención de revertir este carril-bici.

Carabante habló también de la posibilidad de crear un carril-bici como tal en el Paseo de la Castellana que, apuntó, ya estaba previsto en el Plan Director Ciclista que presentó el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en 2008. Actualmente, ya hay circulación de bicicletas por ciclo-carriles en las vías laterales de la Castellana, pero el delegado consideró que es «una buena idea» estudiar la posibilidad de implantar un carril-bici en los carriles centrales, cuestión para la que anunció ya se está elaborando un informe técnico.

Frente a las críticas de la anterior delegada de Movilidad, Inés Sabanés, que defendió el carril-bici de bulevares ante el «peligro de que no se controle la velocidad limitada de los vehículos», Carabante consideró que los ciclocarriles son la mejor opción donde el tráfico es intenso, igual que la velocidad medida. «Es una buena solución para hacer compatible el tráfico rodado con el uso de la bicicleta, sin tener que crear infraestructuras como en los carriles-bici».

El delegado de Medio Ambiente afirmó también que hay una «apuesta» del equipo de Gobierno de Almeida por la movilidad en bicicleta y recordó que la puesta en marcha del servicio de BiciMad en 2013 supuso un antes y un después en el uso de la bici en la capital. Así, si antes era residual, ahora supone ya el 2% de todos los desplazamientos que se realizan en la capital. Al respecto, Carabante reconoció que pese a que el crecimiento en el uso de la bicicleta ha sido exponencial, aún es todavía pequeño en comparación con el resto de sistemas de transporte, por lo que insistió en que continuarán impulsándolo desde el consistorio.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs