MENÚ
sábado 20 julio 2019
21:01
Actualizado

El centroderecha lo da todo en San Isidro

El inminente parto de Villacís, el santo al que pide Carmena y el «chotis» de VOX fueron los protagonistas de la Pradera más electoral.

  • Isabel Díaz Ayuso, José Luis Martínez Almeida, Pablo Casado, Andrea Levy y José María Álvarez del Manzano
    Isabel Díaz Ayuso, José Luis Martínez Almeida, Pablo Casado, Andrea Levy y José María Álvarez del Manzano

Tiempo de lectura 4 min.

16 de mayo de 2019. 02:00h

Comentada
Nuria Platón 16/5/2019

San Isidro es una de las citas clave para los políticos madrileños, especialmente cuando hay campaña electoral. Este año, el centroderecha ha echado el resto para atraer a los indecisos que pueden hacer inclinar la balanza de votos que propicie un pacto a la andaluza tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad de Madrid. La consigna tanto del PP como de Ciudadanos está clara: movilizar a sus votantes y así lo hicieron flanqueados de sus respectivos líderes nacionales.

Los primeros en llegar fueron los candidatos de Ciudadanos, Begoña Villacís e Ignacio Aguado, acompañados del presidente nacional de la formación naranja, Albert Rivera, que afirmó que van a hacer «todo lo posible» para echar a Carmena y a «toda su tropa», que no sabe ya «cuantas siglas y partidos han roto», y que «no tiene ni idea de gestionar». Al respecto, la candidata al Ayuntamiento, que anunció que dará a luz el próximo viernes en un parto programado «por consejo médico», insistió en el mensaje de que «nos tenemos que movilizar absolutamente todos». Por su parte, su «tándem» para la Comunidad, también recordó que «la izquierda puede gobernar si no se va a votar en las próximas elecciones».

Con un mensaje similar, los candidatos del PP, José Luis Martínez-Almeida e Isabel Díaz Ayuso, llegaron a la pradera junto al líder popular, Pablo Casado, que recordó los años en los que los regidores populares transformaron la capital. «Si se fragmenta otra vez el voto de los que no queremos que gobierne la izquierda ni los independentistas, volverán a ganar», advirtió, y pidió que se concentre el voto en el PP. «En Madrid hay 180.000 votantes más del centroderecha que de la izquierda, así que van a ser unas elecciones municipales en las que la abstención puede ser decisiva», añadió Almeida. Del mismo modo, la candidata a la Comunidad valoró que queda mucha campaña para animar a que voten al PP aquellos que les han dejado de votar y también los indecisos.

El centroderecha lo da todo en San Isidro

Los candidatos Begoña Villacís e Ignacio Aguado flanquean al presidente de Cs, Albert Rivera

Por su parte y ganando a todos en el «look» chulapo –con permiso de Isabel Díaz-Ayuso que «clavó» la parpusa–, los candidatos de VOX, Javier Ortega Smith y Rocío Monasterio, acompañados del vicesecretario de Relaciones Internacionales de la formación, Iván Espinosa de Los Monteros, restaron importancia a las últimas encuestas si bien la candidata a la Asamblea apuntó que «vamos a ser claves para que salga Carmena y vamos a ser determinantes en la Comunidad de Madrid». Igualmente, el candidato al Ayuntamiento recordó como los sondeos en las elecciones andaluzas les daban uno o dos diputados.

Al otro lado del tablero y mucho más aplaudida que el resto de los candidatos –aunque los abucheos se los repartieron por igual–, la alcaldesa y candidata de Más Madrid, Manuela Carmena – que acudió a la Ermita junto con su «partenaire» en la Comunidad, Íñigo Errejón–, afirmó que ella a San Isidro le pide que «sea para Madrid todo lo mejor y de eso se deduce que el santo me va a decir: Manuela, quédate tu». Con todo, Errejón valoró de las encuestas que «está rozando una posibilidad histórica de gobierno progresista, pero alerta, porque para que esa encuesta se haga realidad hace falta el voto de cada madrileño».

El PSOE pide el relevo

Quien acudió solo, sin tan siquiera su compañero en la candidatura a la Asamblea, Ángel Gabilondo, fue Pepu Hernández, candidato municipal del PSOE, que remachó el crecimiento que marcan los sondeos para el ala progresista, si bien señaló que estarán «satisfechos al final de la carrera» y, respecto a la supuesta petición de San Isidro a Carmena para que sea alcaldesa, consideró que «seguro que en esta ocasión el santo va a delegar en nosotros». También señaló como una muy buena noticia que Gabilondo pueda ser la primera fuerza en la Comunidad de Madrid.

Juntos pero no revueltos estuvieron también los candidatos de IU Madrid en Pie, Carlos Sánchez Mato, y de Unidas Podemos IU Madrid en Pie, Isa Serra. El primero quitó hierro a su falta de representación en el Ayuntamiento al señalar que «no nos rendimos nunca» y están en una posición de «realismo y optimismo». Serra, por su parte, se mostró «esperanzada» en poder hacer un «gobierno de izquierdas» y consideró «fundamental» llegar a acuerdos con las otras fuerzas de la izquierda para gobernar la Comunidad de Madrid, algo que pidió a los madrileños, en lugar de al santo.

Últimas noticias