MENÚ
domingo 26 mayo 2019
18:10
Actualizado

Sin control de la basura en las fiestas de San Isidro

Cerca de 300 inspectores de limpieza lamentan la falta de vigilancia de las empresas concesionarias por la reducción de la jornada laboral

  • Aspecto que presentaba ayer una de las zonas aledañas de la Pradera de San Isidro
    Aspecto que presentaba ayer una de las zonas aledañas de la Pradera de San Isidro

Tiempo de lectura 2 min.

17 de mayo de 2019. 05:43h

Comentada
Rocío Ruiz 17/5/2019

Madrid suspende en limpieza, según un informe reciente de la OCU que la coloca en número uno de las ciudades más sucias de España. Pero estos días, coincidiendo con las fiestas de San Isidro, «no ha habido control», ha denunciado el sindicato Csif. Cerca de 300 inspectores municipales de limpieza, o también llamados agentes de residuos municipales, que operan en todos los turnos, «no han podido hacer seguimiento del trabajo de las empresas concesionarias para los servicios de recogida y limpieza en los 21 distritos de Madrid precisamente por la reducción de la jornada laboral de una hora que tienen como funcionarios municipales coincidiendo con las fiestas del patrón de Madrid. Su horario es menor que el de las empresas que vigilan con lo que «constatamos que no podemos controlar lo que hacen las empresas de limpieza», lamentan desde el sindicato.

Muchos trabajadores han tenido que abandonar sus puestos de trabajo sin poder dar fe de que se han hecho los trabajos previstos precisamente por el acortamiento de la jornada laboral. Por eso opinan que «se ha pasado de la remunicipalización de la limpieza de la ciudad a dejar que las empresas concesionarias de estos servicios –empresas privadas– campen a sus anchas sin ningún tipo de control municipal». Y es que «la alcaldesa de Madrid y su equipo parecen haberse encomendado a San Isidro para que el santo sea el que controle a las empresas concesionarias que tienen la adjudicación del servicio de limpieza y recogida», añade un portavoz del sindicato.

Lo peor es que esta situación podría volver a repetirse el próximo verano, cuando la falta de inspectores provoque una situación similar, tal y como ha alertado el sindicato. En su opinión, «hemos pasado de querer remunicipalizar los servicios a no controlarlos. El “ayuntamiento del cambio” en realidad ha cambiado poco en limpieza y esta situación la venimos sufriendo en los últimos cuatro años. Los sindicatos se pusieron en contacto con Inés Sabanés cuando quiso modernizar el cuerpo de inspección municipal como primer paso para controlar la situación de limpieza en Madrid, pero nos hemos quedado en nada», añaden.

Los inspectores municipales consideran que uno de los principales problemas que existen en la capital es la falta de concienciación ciudadana para evitar ensuciar la ciudad, un aspecto sobre el que consideran que el gobierno de Manuela Carmena debería haberse esforzado más. Quieren que les reconozcan las condiciones de trabajo porque «no tenemos reconocido como herramienta de trabajo ni siquiera el coche con el que vamos detrás de los camiones de basura». Exigen «poder realizar nuestro trabajo con calidad» ahora que se ha apostado por la gestión indirecta de los servicios públicos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs