Lotería

¿Cómo compartir la Lotería de Navidad y evitar malentendidos?

Una foto de un décimo enviada por WhatsApp o por correo no es suficiente para demostrar que se juega a un determinado número

Una mujer guarda en la cartera el décimo de lotería de Navidad
Una mujer guarda en la cartera el décimo de lotería de Navidad FOTO: Javier Cebollada EFE

Un año más, las esperanzas de los españoles se centran en la Lotería de Navidad. Después pasar la pandemia (que parece que ha llegado para quedarse visto los datos de incidencia de estos días), del incremento del precio de la electricidad y el gas y la subida de los precios de la cesta de la compra, el Sorteo de la Lotería de Navidad 2021 se presenta como una nueva oportunidad para poder cumplir los sueños de muchos, para ayudar a sus seres queridos, para dejar de trabajar y, cómo no, para “tapar agujeros”.

En las administraciones de lotería más populares ya se respira ilusión desde fuera, donde la gente espera pacientemente para hacerse con sus números favoritos. Muchos ya están agotados, como el 19.921, día de la erupción del volcán de Cumbre Vieja Unos para jugarlos y otros para compartirlos, tal y como refleja el espíritu del anuncio de la Lotería de Navidad de este año, que representa dos valores fundamentales: la solidaridad y la generosidad.

Anuncio de Lotería de Navidad 2021 – “Cadena de décimos” [Oficial]

Para poder jugar existen varias vías: comprar el décimo en un despacho de loterías, hacerlo a través de internet, compartir número o mediante participaciones. Para evitar riesgos en estas dos últimas opciones, hay que tomar una serie de precauciones. Una de las maneras más habituales en los últimos años es intercambiar números o compartir mediante programas de mensajería instantánea como WhatsApp. Pero la imagen sola no vale como prueba de que se comparte. Según recomienda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay que dejar por escrito que se va a compartir el décimo el nombre, el DNI y la cantidad que juega cada uno. Después de firmar el documento se procederá a fotocopiarlo para que todas las partes afectadas tengan su propia copia.

Las fotocopias de los décimos enviadas por WhatsApp o por correo electrónico puede ser una prueba en un juicio pero no son suficientes para demostrar que se está compartiendo y la cantidad que juega cada uno.

A pesar de que parezca extraño, una de las situaciones más habituales es que perdamos el décimo o que lo metamos en la lavadora sin querer dentro del bolsillo de alguna prenda y quede inservible. Para evitar sustos innecesarios, hay que fotocopiar el décimo por los dos lados para dejar constancia de que hemos participado en el sorteo, aunque ello no implique que eso sirva para poder cobrar el premio de forma directa, pero sí es una prueba más en el caso de que se llegue a los tribunales.

Requisitos de las participaciones

Cuando se hacen participaciones para compartir con amigos y con la familia o simplemente para venderlas y obtener una pequeña donación con cada participación (algo muy habitual en asociaciones, equipos deportivos etc...) lo primero que hay que tener en cuenta es que el que vende o reparte estas participaciones está obligado a asumir el pago en el caso de que el número salga premiado. Es un contrato particular entre dos partes y no se puede reclamar por ello a Loterías y Apuestas del Estado.

Las participaciones tienen que especificar claramente el número al que se juega, la cantidad, el sorteo y la fecha. Y en el caso de que haya una parte que sea donativo, deberá especificarlo también de forma clara. Una parte importante para evitar falsificaciones es que se coloque un cartel en un lugar visible de la institución, organización club etc... que vende las papeletas para que la gente la vea y conozca el formato y el diseño. De esta manera será más complicado falsificarlas.

Otro de los aspectos importantes, aunque muchas veces se omite, es la razón social o denominación completa de la persona que vende las papeletas, con número del DNI, y dirección, porque en el caso de que exista algún problema será el responsable al que se le realizará la reclamación de las cantidades correspondientes.

Por último, Loterías y Apuestas del Estado recomienda que las papeletas tienen que indicar que el 20 por ciento de los premios gordos (los que superen los 40.000 euros) será para Hacienda. De esta manera se evitan reclamaciones futuras en este sentido porque si no lo indica, el ganador podría exigir el cobro completo del premio.

Así, Hacienda se lleva 72.000 de los 400.000 euros del premio Gordo, 17.000 euros del segundo premio y 2.000 euros del tercer premio. El resto, como están por debajo de los 40.000 euros, queda exentos de tributación.