El lujo discreto de los bolsos de Moynat que, quizá, no conocías

Hoy en día, Moynat sigue brillando con la misma intensidad gracias al diseño de sus elegantes baúles y bolsos. Un legendario viaje anclado en sus costuras.

Moynat
MoynatMoynatMoynat

¿Qué tiene que tener un producto para poder decir de él que es lujoso? Un nombre conocido, quizá. Un precio elevado, frecuentemente. Una calidad suprema, siempre. Este es el caso de la firma Moynat, que cumple las dos últimas premisas mencionadas. Respecto a lo de si es una marca conocida o no, en España no tiene un nombre ampliamente reconocido, aunque sí por un reducido grupo de clientes que buscan un valor que parece despertar tras la crisis mundial que hemos vivido: el lujo silencioso.

Esta firma fue comprada por el conglomerado francés de lujo LVMH en 2011, convirtiéndose en una de las firmas francesas con más prestigioso para los amantes de la exclusividad sin alardes. Ahora, la firma de lujo Moynat, centrada en la creación de baúles y bolsos, vuelve a ser noticia por el nombramiento de su nuevo director creativo: Nicholas Knightly.

Este creativo toma el relevo a Ramesh Nair, que se convierte ahora en responsable de diseño de la división de artículos de piel de Louis Vuitton.

Pero antes de formar parte de LVMH, su historia viene de (muy) lejos

Una mujer visionaria, Pauline Moynat, fundó la firma con el mismo apellido en 1849. La casa parisina pronto se convirtió en la más reconocida por los fabricantes de artículos de cuero y baúles franceses de su época.

Fundada en los mismos años en los que se estableció el sistema ferroviario francés, la casa registró innumerables patentes, especialmente diseñadas para el equipaje del tren. Con el tiempo, Moynat se involucró en el mundo del automóvil con la creación de baúles confeccionados a medida y adaptados a las peticiones de los exclusivos clientes para las carrocerías de sus automóviles.

Trenes, automóviles y... Teatro. El bello viaje de la firma hizo paradas realmente inspiradoras. Su tercer hito fue convertirse en proveedor oficial de los teatros parisinos. Y es que la dirección elegida para la primera boutique de Moynat no podía ser otra: 5 Place du Théâtre Français y 1 Avenue de l’Opéra, a pocos pasos de la Comédie Française.

Hoy en día, Moynat sigue brillando con la misma intensidad gracias al diseño de sus elegantes baúles y bolsos. Un legendario viaje anclado en sus costuras.