Sí, aunque no te lo creas, Brad Pitt y Angelina Jolie han lanzado su propia marca de champán

Tendremos que esperar hasta el próximo 15 de octubre para probar el champán rosado de la casa Pitt-Jolie. Se lanzarán solamente 20.000 botellas de la primera edición de Fleur de Miraval Exclusivement Rosé. ¿Ganas de probarlo?

En las ocasiones más exclusivas, ¿apuestas por el champán rosado? Las espumosas burbujas de este vino tan sublime enamoran a los paladares más selectos del mundo. Pero también a los emprendedores que apuestan por crearlo. Y te sorprenderá el nombre y apellido de uno de ellos: Brad Pitt.

Acostumbrado al estilo de vida más lujoso, el actor ha querido condensarlo en una edición limitada de champán rosado. Se llamará Fleur de Miraval y costará unos 390 dólares. Está compuesto por una mezcla de 75% Chardonnay y 25% Pinot Noir.

En la campaña de lanzamiento del vino, únicamente aparece el actor, pero esta marca de vinos nació en 2013 y fue creada también por su exmujer, Angelina Jolie. Pero no sólo por ellos. El matrimonio se unió con las familias Perrin y Péters, reconocidos apellidos del mundo vinícola, para traer al mundo la exclusiva firma.

Hay quien afirma que en su creación se utilizó el método saignée, una técnica relacionada con la elaboración del vino rosado, que extrae una porción del jugo exprimido después de haber estado en contacto con las semillas con el objetivo de producir una versión mejorada del vino.

El vino ha sido elaborado en una finca propiedad de ambos actores, ubicada en la región noroeste de Champagne. De esta manera, la procedencia del champán le hace obtener la clasificación de ser auténtico champán. El protagonismo de Jolie y Pitt en el mundo del vino va más allá. Y es que además de este exclusivo champán rosado, la marca ha presentado al mundo otros vinos y una nueva bodega.

Tendremos que esperar hasta el próximo 15 de octubre para probar el champán rosado de la casa Pitt-Jolie. Se lanzarán solamente 20.000 botellas de la primera edición de Fleur de Miraval Exclusivement Rosé. ¿Ganas de probarlo?