Dos pagas extras y descanso tras las guardias para los MIR

Desconvocan la huelga al lograr mejoras en su formación e incrementos salariales

La Comunidad de Madrid y los Médicos Internos Residentes (MIR) firmaron ayer un preacuerdo que recoge las principales reclamaciones de los médicos en formación y pone fin a las jornadas de huelga iniciadas el pasado 13 de julio, tras una reunión en la Consejería de Hacienda del Gobierno regional en la que estuvieron presentes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero y el de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty.

Así, tras cerca de seis horas de reunión, se firmaba un «buen acuerdo para nuestro personal en formación», según afirmó Escudero al término de la reunión, quien detalló que se ha alcanzado en tres niveles: organizativo, de formación y retributivo. «Entendemos que es un avance importante que no se producía desde hace más de un década y que va a permitir que nuestros MIR trabajen en unas condiciones mucho más favorables para ellos y así puedan dar mejor servicio a todos los madrileños», aseguró.

En cuanto a los detalles, el consejero destacó las mejoras a nivel retributivo articuladas en tres aspectos. «Se produce un incremento lineal de grado», desde los R1, primer año de residencia, a los R5, último año formativo «incrementándose en 120 euros para todos los residentes»; se abonarán en su totalidad dos pagas extras, en junio y diciembre por «un importe igual a la suma del sueldo mensual y del complemento de grado», según el preacuerdo, y «en tercer lugar va a haber un complemento único de 460 euros para todos los MIR que se encuentren desempeñando ahora mismo su función dentro del sistema madrileño de salud» por una sola vez que se abonará antes del 31 de diciembre.

En lo que respecta al aspecto organizativo, «avances tan importantes como la libranza de guardias, también los sábados» a partir del 7 de septiembre. Se dictarán instrucciones para reconocer el derecho a disfrutar de un descanso ininterrumpido semanal de 36 horas en un periodo de 14 días. Además, «se velará para que los lugares de descanso de los residentes durante las guardias cumplan las adecuaciones necesarias», poniendo fin a las llamadas «camas calientes», informa Efe.

A nivel formativo, se ha acordado un incremento y un acceso tanto a los planes de formación continuada; horas semanales de formación; asistencia a congresos, así como el derecho a disponer de un número de días de cursos (al menos 15 al año) y el cómputo de la asistencia a cursos obligatorios de tarde como jornada laboral.