Gabilondo cree que el Gobierno no debe intervenir Madrid si no hay acuerdo con Ayuso

El ejecutivo regional “es el que tiene las competencias” y el central “está para apoyar” en la lucha contra la pandemia, dice el portavoz del PSOE

El portavoz del Grupo Socialista en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, cree que el Gobierno de Pedro Sánchez no puede intervenir la Comunidad de Madrid por el “descontrol” de casos de coronavirus sin tener previamente el visto bueno del Gobierno de Díaz Ayuso. “No puede hacerlo sin la total colaboración, coordinación, intervención de la Comunidad de Madrid, que es la que tiene la responsabilidad y conoce sobre el terreno la situación”. Gabilondo no contempla otra opción posible para que la medida sea “eficaz”. “La eficacia de las decisiones sólo será total y real si se hace por acuerdo porque las otras soluciones no hacen más que proclamar una expectativa que luego a ver cómo somos de eficientes en resolverlo”, ha dicho tras la rueda de prensa de la Junta de Portavoces de la Asamblea de Madrid.

A su vez, ha instado al Gobierno de Díaz Ayuso a colaborar con el Gobierno central porque “no puede permanecer al frente viendo la intervención del Gobierno, sino que tiene que estar activamente presente, colaborando en la gestión de la decisión e interviniendo”.

Gabilondo cree que la solución al aumento de contagios no debe plantearse como un conflicto partidista. “Si alguien lo hace así, se equivoca”. El problema más grave, a su juicio, “no es quien tiene la culpa es quien asume la responsabilidad de las decisiones, sino cómo vamos a hacer para que las medidas sanitarias, sociales y económicas sean viables y con efectos inmediatos en el cambio de la situación que parece no controlada”.

El portavoz socialista ha invitado a las dos administraciones a asumir cada uno su responsabilidad sabiendo que la competencia en Sanidad “es de la Comunidad de Madrid y que el Gobierno de España está aquí para ayudar y apoyar y aportar posibilidades para hacer mas viable esa ejecución (...) No vaya a ser que generemos una frustración a la población adoptando una decisión que automáticamente no cambia la realidad".