La encuesta a pie de calle en Arganda que ha encendido las alarmas en la izquierda: Ayuso barrerá el 4-M

El vacío de algunos de los actos en las plazas que está acompañando a los candidatos del frente contrario a la actual presidenta ha hecho que cunda el desánimo en los cuarteles generales

Thumbnail

Es una campaña electoral confusa. La pandemia impone sus reglas. Y la emergencia sanitaria determina que los mítines, mejor en la calle. Al aire libre se está dirimiendo el 4 de mayo. De manera que ya no se pide el voto en polideportivos, teatros, salones o recintos cerrados, con el aplauso garantizado de los tuyos, a los que has trasladado en autobús al recintos y les has asignado sitio y banderola. La calle conlleva riesgos, y si no, que se lo digan a Pedro Sánchez, que, de momento, ha optado por arropar a Ángel Gabilondo a cubierto, hasta en tres ocasiones, en una especie de semisótano de la calle Ferraz.

Los mítines en las plazas de la capital o de alguno de los otros 178 municipios de la región se están convirtiendo en un examen permanente. Una suerte de “encuesta a pie de calle” sobre la capacidad de los seis candidatos en liza a la hora de atraer a los vecinos del barrio que visitan. Si hay que extraer conclusiones de esa capacidad de arrastre, pocas dudas caben de que Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio arrasarán en las urnas.

En los partidos de la izquierda son conscientes de ello. Las imágenes de los mítines de Ayuso y Monasterio muestran plazas y calles atestadas de simpatizantes. De Las Rozas a Fuenlabrada, de Parla a Tetuán. La situación es la contraria es la mayoría de los actos protagonizados por los dirigentes y cabezas visibles del PSOE, Más Madrid, Podemos y Ciudadanos.

Un buen termómetro de esta situación se vivió hace unos días en Arganda del Rey, el número 21 con mayor población de la comunidad autónoma. Algo más de 56.000 vecinos. En lo que va de precampaña y campaña, hasta cuatro de los seis grandes partidos han celebrado actos en sus calles. Han desfilado por allí Isabel Díaz Ayuso, Ángel Gabilondo, Edmundo Bal e Iñigo Errejón, líder nacional del Más Madrid de Mónica García. Tres de ellos, pincharon.

Ayuso se dio un baño de masas mientras que los demás líderes tuvieron una afluencia más que discreta. En los cuarteles generales de los partidos la imagen de vacío que acompañó a los representantes de Más Madrid, PSOE y Ciudadanos ha encendido todas las alarmas, especialmente después de que el escenario se haya reproducido en otros puntos de la región. Hay que tener en cuenta, además, que Arganda es municipio gobernado por el PSOE. De hecho, su alcalde, Guillermo Hita, está también al frente de la Federación Madrileña de Municipios de Madrid. En las municipales, el PSOE ganó con el 45% de los votos. En las autonómicas de ese mismo día, en 2019, Gabilondo logró el 31%, más de once puntos por encima del PP de Ayuso.

Frente al desánimo que la encuesta argandeña, o aleana, ha significado entre la izquierda, en el equipo de confianza de Ayuso la lectura es bien distinta: “Arganda es muy importante para todos los candidatos pero no todos los candidatos son importantes para los ciudadanos de Arganda”.

Y es que las imágenes hablan por sí mismas

Acto de Ayuso en Arganda
Acto de Ayuso en ArgandaLa RazónLa Razón
Acto de Gabilondo en Arganda
Acto de Gabilondo en ArgandaLa RazónLa Razón
Acto de Bal en Arganda
Acto de Bal en ArgandaLa RazónLa Razón
GRAF5869. ARGANDA DEL REY (MADRID), 16/04/2021.- El líder de Más País y diputado en el Congreso, Íñigo Errejón, visita la localidad madrileña de Arganda del Rey durante un acto de campaña para las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. EFE/Kiko Huesca
GRAF5869. ARGANDA DEL REY (MADRID), 16/04/2021.- El líder de Más País y diputado en el Congreso, Íñigo Errejón, visita la localidad madrileña de Arganda del Rey durante un acto de campaña para las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid. EFE/Kiko HuescaKiko HuescaEFE