La Policía pide los papeles a Antonio López en la Puerta del Sol: “No sé quién es, puede ser Van Gogh o quien sea”

El pintor acude todas las tardes a completar un cuadro sobre esta céntrica plaza de Madrid que abandonó hace once años

Dos agentes de la Policía Municipal piden la documentación a Antonio López
Dos agentes de la Policía Municipal piden la documentación a Antonio LópezA-3A·3

Con la llegada del primer día del mes de julio, el pintor Antonio López regresó a la madrileña Puerta del Sol para concluir el cuadro que dejó inacabado hace once años sobre este punto de la capital en el que se encuentra el kilómetro cero de España. Fue una “tarde muy bonita, con buena luz y sin viento”, según el mismo reconoció entonces.

Desde ese día, cada tarde, acude al mismo punto de la plaza para seguir con su trabajo. Entre la expectación de decenas de vecinos de la ciudad y también turistas que acuden a contemplarle pintar como si de una atracción más se tratara, él se afana por ir completando la obra. A pesar de la presencia de estas personas y de los medios de comunicación, Antonio López reconoce poder concentrarse en su trabajo.

Hasta que este jueves fue interrumpido por la Policía Municipal, tal y como captaron las cámaras del programa Espejo Público de Antena 3. Dos agentes le han solicitado la documentación y uno de ellos se justificaba en el hecho de que él no tiene por qué conocer la identidad del célebre pintor de Ciudad Real. “A mí, mi jefe me manda y me dice que le pida la autorización pues yo vengo. Yo no tengo que saber quién es. Puede ser Van Gogh, o puede ser quien sea”, subraya este policía. “Tengo el papel”, zanjaba López a continuación.

Un cuadro con historia

Antonio López anunció el pasado mes de abril que quería volver este verano al centro de Madrid para terminar el paisaje que empezó a pintar y abandonó en 2010: “este verano, si Dios quiere, me gustaría seguir la pintura que empecé hace años, en la Puerta del Sol, así que vendré por las tardes”. Aquel año el pintor trabajó por las tardes, entre las 19:00 y las 20:30 horas, en una obra a la que inicialmente pensaba dedicar tres veranos.

Situado en la zona central de la plaza, Antonio López trabaja en un cuadro en el que se aprecia la Real Casa de Correos, sede de la presidencia de la Comunidad de Madrid, y la calle Mayor. Vestido con pantalón corto, camisa de rayas, zuecos y gorra roja, el pintor se ha mostrado contento con el trabajo de la tarde, que, pese al calor de la jornada en Madrid, reconoció, en declaraciones a la agencia Efe, “muy bonita y con buena luz”.