La Guardia Civil desmantela a los DDP del Corredor del Henares acusados de diversos delitos

Provocaban peleas con grupos similares para el control “del territorio”

Elementos simbológicos del grupo delictivo
Elementos simbológicos del grupo delictivojmzsimb

La Guardia Civil ha detenido a los siete integrantes del Coro del grupo delictivo Dominican Don’t Play (DDP) que operaban en el Corredor del Henares (área metropolitana entre Madrid y Guadalajara) por los presuntos delitos de agresión sexual, pertenencia a grupo criminal, contra el patrimonio, lesiones y amenazas, y tenencia de armas prohibidas.

Los agentes registraron varios inmuebles en la localidad de Torrejón de Ardoz (Madrid), entre ellos las dos sedes utilizadas por esta banda, en los que intervinieron numerosas armas prohibidas, objetos que podrían haber sido robados y las armas y herramientas que utilizarían para cometer esos delitos contra el patrimonio, aparte de un gran número de elementos distintivos de la banda.

Este grupo, que tenía su base en Torrejón de Ardoz, operaba a lo largo de todo el Corredor del Henares; se ha acreditado su relación con la delincuencia común, principalmente en la comisión de presuntos delitos contra las personas y contra el patrimonio. Provocaban enfrentamientos violentos contra miembros de bandas rivales asentadas en distintas localidades aledañas con el fin de vengar disputas anteriores y hacerse con el control de las zonas.

Esta banda, al igual que otras semejantes, aspiran a controlar determinados espacios geográficos, estableciéndose en diversas regiones del país mediante la formación de grupos territoriales, a los que denominan “Coros”, que se dedican a cometer delitos como los citados anteriormente, creando una enorme desestabilización social en las zonas donde se asientan, informa laq Guardia Civil.

Por lo general, este tipo de bandas juveniles violentas son grupos organizados con una fuerte jerarquía y donde cada uno de sus miembros tiene una función definida. En la mayoría de estas organizaciones, un elevado número de componentes son menores de edad, quienes habitualmente son inducidos a abandonar sus domicilios familiares y cometer actividades ilícitas como medio de financiación de la banda. Es por ello que la Guardia Civil sostiene un importante esfuerzo en prevenir y esclarecer las actividades de este tipo de bandas.