El PSOE busca sobrevivir (y gobernar) en Leganés... con Ciudadanos

La salida de Leganemos del Ayuntamiento llegó tras una denuncia de la edil Eva Martínez, por violencia de género contra su portavoz y expareja sentimental, Fran Muñoz, que sigue un procedimiento judicial

Fran Muñoz, portavoz de Más Madrid-Leganemos y el alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE) cuando formaban gobiernos en la localidad madrileña
Fran Muñoz, portavoz de Más Madrid-Leganemos y el alcalde de Leganés, Santiago Llorente (PSOE) cuando formaban gobiernos en la localidad madrileña FOTO: AYUNTAMIENTO DE LEGANÉS AYUNTAMIENTO DE LEGANÉS

El terremoto político de Murcia, que propició réplicas en distintas ciudades y autonomías, ha llegado a Leganés. A ellos se ha unido el deseo del PSOE por sobrevivir y mantener el poder en la localidad. De ahí que la Agrupación Socialista someta hoy a la consideración de sus afiliados y militantes un eventual acuerdo con los tres concejales de Ciudadanos para mantener la estabilidad del Gobierno local, tras la salida de Leganemos el pasado mes de junio, lo que dejó a la formación gobernando en minoría.

La Comisión Ejecutiva local ha remitido una convocatoria a los afiliados, tras recibir autorización de la comisión gestora del PSOE-M, para “realizar la consulta sobre el acuerdo de Gobierno con Ciudadanos”.

La consulta se llevará a cabo este martes día 7, en una asamblea extraordinaria que se celebrará a las 17:30 horas. El orden del día incluye dos puntos. El primero es el debate y análisis de la propuesta de pacto y el segundo, una pregunta concreta al afiliado: “¿Respaldas este acuerdo para conformar un nuevo gobierno de coalición en Leganés?”.

Ruptura del anterior gobierno municipal

El acercamiento del PSOE a Ciudadanos se produjo tras la ruptura del pacto de Gobierno con Más Madrid-Leganemos que se firmó al inicio de Legislatura, a raíz de una denuncia de la edil de la formación, Eva Martínez, por violencia de género contra su portavoz y expareja sentimental, Fran Muñoz, que sigue un procedimiento judicial.

El alcalde, Santiago Llorente (PSOE), decidió romper el acuerdo debido a la “inactividad” de Leganemos a raíz de los conflictos internos, y decidió repartir las concejalías que hasta ese momento estaban en manos de la formación.

Cuando Unión por Leganés (ULEG) inició una ronda de contactos con el resto de formaciones -incluida Cs- para explorar la posibilidad de una moción de censura y establecer un “gobierno alternativo”, los socialistas comenzaron las negociaciones con la formación ‘naranja’, extremo éste que confirmaron desde Cs Leganés.

Reacciones políticas

El eventual acuerdo entre PSOE-Cs ha levantado varias reacciones. En este sentido, desde Unidas Podemos han rechazado el posible acuerdo, por ello, la formación ha hecho un “llamamiento a las bases progresistas del PSOE de Leganés”. “Tienen la oportunidad de reflexionar sobre estos hechos, escuchar los reclamos de las vecinas y decidir con su voto que su gobierno local represente verdaderamente los intereses del pueblo de Leganés”, ha expresado UP.

También el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha cuestionado el previsible acuerdo, del que ha dicho que lo único que les preocupa a su promotores son “sus egos y poltronas”. “Leganés solo es un cortijo. Y lo peor es que si esto es así es por los que por pasiva permiten y permitirán que gobierne Llorente”, ha zanjado el independiente.