El deporte, una terapia para “acelerar” la curación de los niños con cáncer

El proyecto Aceleradora, de la ONG Unoentrecienmil, hará que los pacientes de La Paz fortalezcan su sistema inmune y sus capacidades físicas

15/03/22. Madrid. Chamartin
Presentaci—n del Acelerador unoentrecienmil, en el Hospital Materno-Infantil de La Paz.
Jimena Blanco es la imagen del proyecto,, junto al ex jugador de Baloncesto Felipe Reyes.
@Cipriano Pastrano
15/03/22. Madrid. Chamartin Presentaci—n del Acelerador unoentrecienmil, en el Hospital Materno-Infantil de La Paz. Jimena Blanco es la imagen del proyecto,, junto al ex jugador de Baloncesto Felipe Reyes. @Cipriano Pastrano FOTO: Cipriano Pastrano Delgado La Raz—n

¿Sabía que el deporte puede acortar hasta en un 17% los ingresos hospitalarios de los niños con cáncer? Partiendo de ese dato, la fundación Unoentrecienmil, que dedica todos los beneficios de sus actividades a la investigación contra la leucemia infantil, ha impulsado el proyecto Aceleradora. Tal y como adelanta su nombre, la iniciativa aúna ejercicio y tecnología en un mismo espacio para agilizar la curación e influir positivamente en la recuperación y en la calidad de vida de los pacientes.

Gracias al deporte, además, estos mantienen el nivel de fuerza muscular durante los ingresos y ven su sistema inmune fortalecido. “Es un tratamiento coadyuvante, pues complementa a las terapias tradicionales, muy tóxicas, que someten a los pacientes a efectos secundarios que les duran de por vida. El ejercicio físico ayuda tanto para la curación como para paliar esos efectos secundarios”, matiza la directora general de la ONG, Elena Huarte-Mendicoa, en entrevista con LA RAZÓN.

Sin embargo, Aceleradora, cuya construcción en el Hospital público La Paz comenzará muy pronto, carece de fondos suficientes para su funcionamiento. “Estamos buscando parte de la financiación, pero aún así vamos a empezar la construcción mientras, en paralelo, desarrollamos la parte tecnológica y digital, que estará lista próximamente. Nuestra idea sería ponerlo en práctica en unos cinco meses en el hospital La Paz”, añade la directora.

15/03/22. Madrid. Chamartin
Presentaci—n del Acelerador unoentrecienmil, en el Hospital Materno-Infantil de La Paz.
Jimena Blanco es la imagen del proyecto,, junto al ex jugador de Baloncesto Felipe Reyes.
@Cipriano Pastrano
15/03/22. Madrid. Chamartin Presentaci—n del Acelerador unoentrecienmil, en el Hospital Materno-Infantil de La Paz. Jimena Blanco es la imagen del proyecto,, junto al ex jugador de Baloncesto Felipe Reyes. @Cipriano Pastrano FOTO: Cipriano Pastrano Delgado La Raz—n

El ejercicio puede acortar los ingresos hospitalarios de los niños con cáncer hasta en un 17%

Fue precisamente en dicho centro sanitario donde se presentó el proyecto este martes, 15 de marzo. Se espera, después, implementarlo en otros hospitales de España, un proceso que será más sencillo en aquellos centros que cuenten de antemano con gimnasios específicos para los pacientes, pues solo habría que instalar la parte digital. El acto, presentado por la comunicadora Mamen Mendizábal, contó con la doctora Carmen Fiuza, el presidente de Unoentrecienmil, José Carnero, quien definió Aceleradora como “un sueño hecho realidad”; el doctor Alejandro Lucía, el doctor Antonio Pérez, el doctor Javier Cobas Gamallo, el jugador de baloncesto Felipe Reyes y Jimena Blanco, la paciente infantil protagonista de la campaña.

A sus 11 años recién cumplidos, esta contó con desasosiego lo mucho que se aburría en los hospitales, la manera en la que pierde energía al pasar largas jornadas en la cama y cómo el ejercicio ayuda no solo a que se pueda entretener, sino a socializar con otros niños.

El caso de Jimena Blanco

En conversación con este periódico, Concha, la madre de la paciente, recordó que esta fue diagnosticada hace dos años y que padece un osteosarcoma refractario. “Mi hija era normal y al día siguiente teníamos un diagnóstico terrible. Llevamos dos tipos de quimioterapia y estamos en un tercer ensayo clínico, deseando que funcione”. La progenitora insiste en la importancia de potenciar la investigación oncológica de todos los tipos de cáncer, pues hay muchos y “cada uno es peor que el anterior”.

En esa línea, es esencial la financiación, e incide en que esta “nunca es en valde, pues los niños devuelven lo que se les da multiplicado y, en cuanto dejan de ‘estar enchufados’, sacan su sonrisa”. Sobre su experiencia, señala que, en los días buenos de la niña, el gotero se convierte en un patinete, las chanclas de la ducha en raquetas de tenis, la cama en una zona de parkour y las luces de emergencia en algo con lo que jugar al baloncesto.

Y es que, durante los largos ingresos, las habitaciones de hospital terminan convirtiéndose en un segundo hogar para las familias que se enfrentan a esta situación. “Es un choque brutal, te caes al infierno, pero decides que no te puedes quedar ahí. Tienes que sacar fuerza de donde sea”, reflexiona, estoica. Así, además de la investigación, reclama ayudas para las familias sin recursos que las necesiten, no solo en el ámbito económico, sino a la hora de hacer gestiones burocráticas.

¿Cómo colaborar con Aceleradora?

Sobre Aceleradora, espera que facilite que los pacientes terminen los ingresos preparados para vivir sus vidas en lugar de meterse en la cama e intentar recuperarse. Además, destaca que “ayudará a mejorar algo tan importante como es la inmunoterapia del organismo”, es decir, la estimulación de las defensas naturales del cuerpo para combatir el cáncer. Para ayudar en casos como el suyo, se puede colaborar en www.aceleradoraunoentrecienmil.org.

Priorizar la investigación oncológica
“Los profesionales se vuelcan con los pacientes y con las familias, pero tiene que se todos a una. Si no hay suficiente investigación, que es de lo que menos hay en este país, lo demás no sirve de nada. Hay muchos tipos de cánceres, y cada uno más raro, más duro que el anterior. Queremos que se investiguen todos ellos, — y no solo los que tienen un pronóstico favorable—, más y mejor. También hace falta que se implementen las terapias en los niños, que son muchos los que lo sufren. Todo el mundo, por desgracia, tiene cerca a alguien con cáncer, pero si es un niño se sufre el triple, porque jamás te piensas que esto puede llegar a ocurrir”, cuenta la madre de Jimena.