Así está la movilidad en Madrid por la Cumbre: obras paralizadas, menos viajeros en EMT y cortes en Ifema

Las obras del Nudo Norte y del carril bici de La Castellana se han paralizado

Puntos de Madrid con interrupciones de tráfico por la Cumbre de la OTAN. Según el Ayuntamiento de Madrid, habrá restricciones en lugares céntricos como la Castellana
Puntos de Madrid con interrupciones de tráfico por la Cumbre de la OTAN. Según el Ayuntamiento de Madrid, habrá restricciones en lugares céntricos como la Castellana FOTO: Europa Press Europa Press

Las medidas extraordinarias tomadas en Madrid con motivo de la Cumbre de la OTAN ya se han hecho notar en la capital. La principal, la bajada del tráfico en las calles: un 12% menos de coches entre la M-30 y M-40; un 7% menos en la M-30 y un 1,5% en el interior de la M-30. Estos son algunos de los datos preliminares compartidos esta mañana por el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en el Centro de la Empresa Municipal de Transportes, en el distrito de Pacífico.

Acompañado del delegado del Área de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, Martínez-Almeida también ha destacado el descenso en el número de viajeros de la EMT en el día de hoy: en torno a un 10% menos. Cifras, en teoría, que vendrían a demostrar la “comprensión” y colaboración de los madrileños durante unos días complicados en lo que a movilidad se refiere.

Si bien no se van a concretar los cortes concretos en la capital por motivos de seguridad, el alcalde ha señalado Ifema, el Paseo de la Castellana, el Nudo Norte y la Nacional II como los puntos más problemáticos y con mayor número de cortes. La situación ha provocado la paralización momentánea de las obras en el nudo norte y en el carril bici de la Castellana.

En lo que se refiere a la balización de determinadas zonas donde va a estar prohibido estacionar, Almeida ya avanzado que se han retirado alrededor de 70 vehículos en los últimos dos días. Una cifra poco significativa, si bien ha avanzado que no se cobrará el depósito de la grúa que ha retirado estos coches durante las primeras 48 horas.

Por último, en términos de impacto económico a largo plazo, el regidor cree que el retorno para la ciudad, por proyección internacional, puede ser de 150 millones de euros.