El reciclaje: cómo funciona, mitos, resultados, objetivo y empleos que crea

¿Cómo funciona el reciclaje?
FOTO: Dragan Nikolic

Hoy en día, todos somos conscientes de la importancia del reciclaje y, sin embargo, una vez depositamos los residuos en sus respectivos contenedores, solemos despreocuparnos del camino que siguen. Y es que después de la adecuada separación, los residuos siguen un largo proceso circular hasta convertirse en nuevos objetos o envases. ¿Quieres conocer el proceso más en detalle?

¿Cómo funciona el reciclaje?

Una vez los ciudadanos han realizado la separación de los residuos en sus hogares, es el momento de trasladarlos a las distintas plantas. En el caso de los envases de cartón y papel, es decir, los que se depositan en el contenedor azul, son llevados directamente a una planta de reciclaje. Sin embargo, los envases de plástico, latas y briks, es decir, los del contenedor amarillo, primero se trasladan a una planta de selección para ser clasificados.

Allí, estos envases se separan por tamaño en un tambor rotativo. Luego, la fracción principal se divide según su densidad y su forma: los que son planos remontan hacia arriba, mientras que los residuos rodantes y más pesados caen hacia abajo.

Seguido a esto, un separador magnético extrae todos los residuos que contienen hierro, mientras que un separador óptico selecciona según el tipo de material. Este escáner los analiza bajo un haz de luz, soplando con aire comprimido a los residuos que contienen el material deseado para expulsarlos del flujo principal.

Después, varios separadores ópticos clasifican sucesivamente los otros residuos, como por ejemplo, los diferentes tipos de plásticos. El proceso de separación secuencial permite elegirlos en función del material mayoritario detectado por el escáner en la cinta.

Los materiales elegidos se compactan en balas que serán sometidas a estrictos controles para garantizar su trazabilidad. Y estas balas son transportadas a las plantas recicladoras, donde se lavan, se trituran y se dan forma para obtener la materia prima que servirá para fabricar nuevos productos reciclados.

Mito del reciclaje

Sobre el reciclaje hay varios mitos, pero el más común es: “Yo no reciclo porque luego en los camiones lo mezclan todo”. Sin embargo, esto no es así. Los camiones disponen de varios compartimentos, generalmente dos, para hacer rutas más eficientes y recoger cubos de distintos tipos a la vez, pero el contenido de cada uno de ellos se deposita en espacios diferentes del camión que después se trasladarán al lugar que corresponda para que el ciclo del reciclaje siga.

Además, cada vez es más frecuente que los servicios de recogida hagan rutas diferenciadas para cada tipo de contenedor. En cualquier caso, los residuos no se mezclan.

Empleos que crea el reciclaje

En los últimos cuatro años, el empleo que genera el sector del reciclaje en España ha crecido de forma directa o indirecta, ya que la actividad desarrollada representa el 6,5% del valor añadido bruto y el 16,9% del empleo generado en la Economía Verde de España, según los datos del Informe “Generación de empleo verde, calidad del empleo y valor añadido del sistema colectivo Ecoembes” que se presentó en octubre de 2020. Las tres áreas que más empleos generan son las de selección de envases, recogida de residuos y la transformación de materiales.

Objetivo y resultados

La importancia del reciclaje se debe a su claro objetivo de proteger y preservar el medioambiente, frenando la contaminación y el cambio climático.

  • Permite ahorrar una importante cantidad de recursos naturales al no tener que utilizar nueva materia prima para fabricar productos.
  • Se necesita menos energía y menos agua para fabricar un producto nuevo a partir de materiales reciclados.
  • Como ya hemos visto, se crean puestos de trabajo debido a que se necesitan empresas y personas trabajadoras para todo el proceso.
  • Se fomenta un consumo responsable. El modelo social actual se basa en el consumismo y en el usar y tirar. Reciclando evitamos el derroche de tantos recursos naturales.

Está en nuestras manos dejar la menor huella posible. Cuidar del planeta es responsabilidad de cada uno de nosotros.