AVTR: el Mercedes del mañana

Es eléctrico, futurista, conectado, cero emisiones y totalmente reciclable. Tiene una autonomía de 700 kilómetros y se recarga en sólo 15 minutos

Se llama Vision AVTR y fue presentado en el CES, la feria de tecnología que se celebra cada año en Las Vegas. Es el fruto de la colaboración entre Mercedes Benz y la empresa Avatar, especializada en el desarrollo de los vehículos del mañana. El nombre Avatar corresponde a “Advanced Vehicle Transformation” y conjuntamente han fabricado un prototipo que trata de plasmar las ideas de los ingenieros y diseñadores de lo que será el automóvil de pasado mañana, adelantándose varios lustros a la realidad de hoy.

Una de las principales características del Vision AVTR es su capacidad de interacción entre los humanos, las máquinas y la naturaleza. Entre el vehículo y sus ocupantes. Mercedes-Benz ha diseñado un automóvil que pudiera conectarse de manera única con sus pasajeros. Para ello, el Vision se adapta a las necesidades de una familia en su conjunto, así como a las necesidades de cada miembro individual. Incorpora un sistema que reconoce a cada pasajero por el contacto con la mano. En lugar de un volante convencional, un elemento de control situado en la consola central permite que, al colocar la mano en la unidad de control, el interior cobre vida y el vehículo reconozca al conductor por sus latidos y su respiración.

Otro ejemplo de su integración con el usuario son unos asientos especiales que pueden registrar datos vitales, como medir la respiración del conductor y ajustar el entorno al estado emocional o incluso a su nivel de estrés. Los pasajeros se unen con estos datos ergonómicos con el automóvil y pueden usar varias funciones de forma intuitiva a través de proyecciones en la palma de sus manos. Los ocupantes también perciben su entorno de una manera totalmente nueva a través de pantallas. El cambio de perspectiva es único: por ejemplo, una vista de pájaro de su entorno es posible y el mundo es perceptible desde una gran altura. Además, cada pasajero está conectado a los otros ocupantes. El automóvil mide los signos vitales de los ocupantes, ajusta el estado de ánimo de la iluminación y, si los niños están excitados en los asientos traseros, puede dirigir el pulso de los niños hacia los asientos como una señal del estado de ánimo de los padres e informarles.

Por lo que se refiere a la parte mecánicas, por supuesto que el Vision es un vehículo de cero emisiones. Incorpora cuatro motores eléctricos de alto rendimiento próximos a las ruedas con una potencia de más de 350 kW, al estilo de la tecnología EQ de Mercedes-Benz. Gracias a una distribución del par inteligente y completamente variable, la potencia de los cuatro motores es controlada individualmente para optimizar la dinámica de conducción de una forma eficiente. Para conseguir las mejores prestaciones cada rueda es accionada por separado en función de la situación de conducción. Por otro lado, gracias a sus dos ejes directrices que pueden girar en el mismo sentido simultáneamente, o en direcciones opuestas, el Vision Avtr se puede mover lateralmente en una trayectoria de aproximadamente 30 grados. El denominado “movimiento del cangrejo” le otorga al prototipo una apariencia similar a un reptil incluso en su movimiento.

Para su propulsión utiliza una batería particularmente potente, compacta y de alto voltaje. Por primera vez la tecnología de baterías está basada en la química orgánica de las células de grafeno, por lo que prescinde por completo del uso de tierras raras y metales. Los materiales de la batería son totalmente reciclables. De esta forma, la electromovilidad se vuelve independiente de recursos fósiles, lo que abre la puerta a una futura economía circular en el sector de las materias primas. Estas baterías se podrán cargar por completo en menos de 15 minutos. La innovadora tecnología también permite una máxima flexibilidad en cuanto al espacio de construcción: con un espesor mínimo de 94 mm la batería se adapta al espacio del vehículo, incrementando su habitabilidad y funcionalidad.

Cuenta con una autonomía eléctrica de más de 700 kilómetros. A través de la recuperación de energía durante la desaceleración y la frenada, la batería de alto voltaje se puede recargar con una mayor eficiencia que los sistemas actuales. El Vision Avtr supone otro importante paso hacia la movilidad sostenible de cero emisiones. Con este prototipo Mercedes-Benz muestra posibilidades completamente nuevas para hacer que sus exclusivos vehículos sean compatibles con el medio ambiente en el futuro. Otro aspecto fundamental en este proyecto es reutilizar y reciclar. Actualmente los turismos de Mercedes se pueden reciclar hasta en un 95%, pero en los modelos eléctricos el objetivo es conseguir baterías 100% reciclables.