Economía

El Gobierno retrasa la apertura de las fábricas de coches

Algunas querían abrir el día 20, pero no tendrán permiso, como pronto, hasta el día 27 de abril

Thumbnail

Los fabricantes de automóviles establecidos en España desean reabrir cuanto antes sus instalaciones y poner en marcha un sector económico tan importante para el país. Muchos de ellos tenían prevista la apertura de instalaciones para el día 20 de abril. Pedro las declaraciones de esta mañana en el congreso de Pedro Sánchez les ha convencido de que, como pronto, podrán reanudar el trabajo el día 27, si no es más tarde.

Un ejemplo de ello es la planta de Volkswagen en Navarra, que viene negociando desde hace unos días con los trabajadores para poder realizar una apertura progresiva de la factoría. Inicialmente tenía pensado volver a iniciar sus trabajos el día 20, pero en la tarde de ayer ya informó que retrasaba los plazos una semana. La rueda de prensa en que la ministra Montero dio como plazo el día 26 para reanudar la actividad, pero fue corregida por otros dos miembros del Gobierno, fue un mazazo para los planes de reapertura.

Las plantas que habían planeado abrir antes sus instalaciones son, además de VW Landaben, Iveco en Madrid, Renault en Valladolid y la de PSA Vigo. Las otras dos del grupo francés PSA en Madrid y Figueruelas, aún no tienen fecha definida, al igual que Nissan de la Zona Franca de Barcelona. Hay que recordar que la mayoría de las fábricas del sector están paradas prácticamente desde el 16 de marzo y podrán operar cuando pase el periodo de suspensión de la actividad no esencial.

Por eso, tanto Iveco como las dos factorías de Renault en Valladolid y Palencia contaban con reiniciar la producción el día 20, pero el alargamiento del estado de alarma ha truncado sus planes. Ford de Almussafes y Seat de Martorell trabajan con la hipótesis de abrir puertas el día 27. En todos los casos, se han realizado las adquisiciones necesarias para que todos los trabajadores que acudan al puesto estén dotados de los equipos de protección personal (EPI).

Así, por ejemplo, aunque la dirección europea de Ford informó a principios de mes que la suspensión de la producción en las factorías europeas de vehículos y de motores durará hasta el 4 de mayo, aunque incluyó como excepción la fábrica española, que podría reanudar actividad el 27 de abril en una o dos de sus líneas de montaje. En esta misma fecha pretenden abrir los talleres de Iveco en Madrid y Valladolid, con una semana de retraso sobre los planes iniciales. Es el mismo caso que Mercedes en Vitoria, que espera volver al trabajo cuando tengan la necesaria autorización que, esperan, llegue el día 26 de abril.

En algunos casos, como es el de Nissan de la Zona Franca de Barcelona, aún no ha habido reuniones entre la dirección y los sindicatos para hablar de reapertura, aunque si está pactado el ERTE por fuerza mayor de cierre con un complemento de salario de hasta el 85%. Tampoco tienen fecha fijada las instalaciones de PSA en Figueruelas ni en la factoría de Villaverde en Madrid que por el momento, sólo está fabricando pre series del nuevo Citroën C4, que debe comenzar a producir ya a gran escala este verano. En cambio, la planta portuguesa del grupo francés en Mangualde podría abrirse la próxima semana, ya que el gobierno portugués ha sabido afrontar esta crisis sanitaria mucho mejor que el español y la incidencia del coronavirus es mínima comparada con la española en el país vecino.

Por su parte, Seat de Martorell y su instalación dependiente que produce cajas de cambio en El Prat, está pensando en reiniciar actividades el 27, aunque inicialmente se pensó en el 20. En cualquier caso, los trabajos se comenzarán en una de las tres líneas de montaje, para ir ampliando la actividad en fases sucesivas.