Audi Q2: la apariencia no engaña

La marca alemana actualiza el Q2 con más deportividad y tecnología. A la venta en España desde 27.000 euros

Es el miembro más desconocido de la saga Q de Audi, el más pequeño, pero eso no significa que le falte carácter. Y ahora, este modelo se actualiza con ligeros retoques estéticos y más tecnología. Unos avances en seguridad y ayudas electrónicas que parece ciencia ficción en un coche con este tamaño.

El Q2 de 2021 es un poco más largo que su antecesor, unos milímetros, para lograr los 4,21 metros, una anchura de 1,79 metros y una altura de 1,54 metros, unas cotas que se mantienen igual. El coeficiente aerodinámico, de 0.31 con la suspensión deportiva, es el mejor de esta categoría del mercado. Por su parte, la capacidad del maletero se mantiene en un volumen de 405 litros, ampliable a 1.050 litros cuando se abaten los respaldos de los asientos traseros. Además, se puede equipar el portón trasero con accionamiento eléctrico.

Los retoques estéticos afectan a la parrilla, los faros y una menor altura de los paragolpes, lo que le da un aire más deportivo todavía. Ahora está disponible con iluminación LEF y los deseados Matrix led, que son opcionales y tienen la virtud de convertir la noche en día. Un objetivo que consigue sin que los otros conductores se vean afectados.

Como es habitual en la marca existe un variado abanico de posibilidades en relación a los motores. Está disponible con bloques diésel y gasolina con potencias que oscilan entre los 110 y 190 cv con transmisión manual o automática S-Tronic de 7 relaciones y tracción delantera.

De momento, el primero en llegar será el motor de gasolina que rinde 150 cv y que forma parte de una versión de lanzamiento denominada Genuine Edition de la que solo habrá 400 unidades. Una oportunidad única porque viene con mucho equipamiento.

Además, también existen nuevos colores de carrocería que incluye un “verde manzana” que estrena el fabricante en este modelo. El interior se completa con una pantalla central de buena resolución y la posibilidad de incorporar el cuadro de instrumentos digital. Aterrizará en España en noviembre con un precio de salida de 27.000 euros.