MENÚ
viernes 18 octubre 2019
20:51
Actualizado

James Bond tendrá un Aston Martin ecológico

El Rapide E será este mismo año en el primer modelo eléctrico de la firma británica, una edición de 155 unidades con 610 CV y 325 kilómetros de autonomía.

  • Aston Martin ha mostrado la versión eléctrica del Rapide en el Salón de Shanghái.
    Aston Martin ha mostrado la versión eléctrica del Rapide en el Salón de Shanghái.
  • Es una edición limitada de 155 unidades que cambia el motor V12 por dos eléctricos.
    Es una edición limitada de 155 unidades que cambia el motor V12 por dos eléctricos.
  • Las baterías de 65 kWh tienen autonomía para recorrer hasta 325 kilómetros.
    Las baterías de 65 kWh tienen autonomía para recorrer hasta 325 kilómetros.
  • En la pantalla de 10” se ofrece información sobre el sistema eléctrico y la autonomía.
    En la pantalla de 10” se ofrece información sobre el sistema eléctrico y la autonomía.

Tiempo de lectura 2 min.

21 de abril de 2019. 10:34h

Comentada
José A. Prados.  21/4/2019

El agente 007 se ha puesto a los mandos de un Aston Martin en sus arriesgadas misiones en numerosas ocasiones, empezando por un DB5 que apareció por primera vez en Goodfinger (1965) y con el que ha repetido en varias ocasiones, además de un Vanquisth en Muere otro día o un DB10 en Spectre. Y el próximo coche para el agente secreto más famoso de la gran pantalla podría ser el Aston Martin Rapide E, que acaba de ser presentado en el Salón del Automóvil de Shanghái, con el que la firma británica inicia su era de electrificación.

El primer modelo completamente eléctrico de Aston Martin no es completamente nuevo, pues se trata de una edición limitada que parte de la base del gran turismo Rapide, al que se ha sustituido el brillante motor de combustión V12 por dos motores ‘cero emisiones’ de funcionamiento completamente eléctrico que entregan una potencia de 610 CV y 950 Nm de par máximo, unas cifras con las que la deportividad y la diversión al volante están aseguradas, viajando con la conciencia tranquila al quedar reducidas a cero las emisiones contaminantes.

La energía aportada por las baterías a las ruedas traseras del Rapide E permite una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 4 segundos –mejora ligeramente la cifra del Rapide S que invierte 4,4 segundos- y la velocidad máxima queda establecida en 250 km/h de forma electrónica. La batería de iones de litio cuenta con una capacidad de 65 kWh y consta de más de 5.600 celdas cilíndricas que acumulan energía para recorrer hasta 322 kilómetros según el ciclo de homologación WLTP para vehículos eléctricos, y van situadas en el hueco del motor, ayudando también a equilibrar el reparto del peso.

La firma británica ha anunciado una edición limitada de 155 unidades del Rapide E, que se construirá en la nueva factoría de St. Athan en Gales con la tecnología más avanzada para el primer modelo eléctrico. En el túnel del viento se ha mejorado la aerodinámica y se montan unos neumáticos Pirelli P Zero que ofrecen menor resistencia a la rodadura, además de una profunda revisión de la suspensión y todo el conjunto del chasis para adaptarlo al funcionamiento eléctrico.

A través de la pantalla digital de 10” situada en el centro del salpicadero el conductor tendrá información relativa al estado de la batería, la potencia del motor y las estaciones de recarga más cercanas. Estamos seguros de que el agente secreto James Bond querrá conducir uno en su próxima película.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs