MENÚ
domingo 15 septiembre 2019
15:23
Actualizado

TGI, la gama más ecológica de Seat por el gas natural comprimido

  • Los cuatro superventas de la gama Seat: León, Ibiza, Arona y Mii forman una familia TGI donde las bajas emisiones se unen a las altas prestaciones
    Los cuatro superventas de la gama Seat: León, Ibiza, Arona y Mii forman una familia TGI donde las bajas emisiones se unen a las altas prestaciones
Madrid.

Tiempo de lectura 8 min.

08 de junio de 2019. 23:12h

Comentada
Carlos de Miguel Madrid. 8/6/2019

ETIQUETAS

Seat, en su búsqueda por ampliar las alternativas de movilidad sostenible y eficiente, mantiene su fime apuesta por la tecnología híbrida de gas natural comprimido y gasolina con su gama TGI, ahora con la oferta más amplia del mercado con cuatro modelos: Mii Ecofuel, Ibiza TGI, León TGI, con un nuevo motor de 130 caballos y, ahora también, Arona TGI, el primer SUV del mundo en utilizar GNC como combustible. Esta alternativa es más respetuosa con el medio ambiente, más ventajosa para el usuario por su etiqueta ECO, y la opción más económica del mercado para un motor térmico, en términos de coste por kilómetro recorrido. Un vehículo de GNC reduce en torno a un 25% sus emisiones de CO2 con respecto a su homólogo de gasolina, y hasta un 75% de NOx respecto a un diésel. Por su parte, las emisiones de partículas y de SO2 son prácticamente nulas. Por este motivo, la gama TGI dispone de la etiqueta ECO.

A sus ventajas ecológicas y fiscales, la tecnología TGI aporta un excepcional bajo coste por kilómetro recorrido, lo cual le sitúa como la referencia al resultar un 50% más económico que un modelo homólogo de gasolina, un 30% más barato que un diésel, logra un 10% de ahorro frente a un GLP, y ser un 25% más económico respecto a un híbrido eléctrico no enchufable. A estas razones económicas hay que añadir, ahora más que nunca, la alta autonomía que proporciona.

En este sentido, la gran novedad es la inclusión de un tercer depósito de GNC tanto en el Ibiza y el Arona, que superan los 400 kilómetros de autonomía en modo gas, como en el León, que alcanza el medio millar de kilómetros utilizando exclusivamente GNC. Esta nueva configuración de la gama TGI, responde a la demanda de los clientes de aumentar la autonomía en modo GNC, ya que aprecian los muchos beneficios ecológicos y económicos que tiene este combustible alternativo para realizar sus rutas habituales. La nueva configuración de la gama TGI también responde al crecimiento actual y futuro de la red de repostaje de GNC en nuestro país, con un total de 65 estaciones públicas de recarga de GNC operativas en España. Se espera que, durante este año, se superen los 100 surtidores.

El incremento de la infraestructura de repostaje de gas natural para vehículos (GNC y GNL) cada vez va a más, como consecuencia de la creciente demanda de este combustible en el transporte pesado, de industriales ligeros y también en los turismos. Además de ser varios los operadores que ya comercializan GNC en España, las recientes aperturas de gasineras están posibilitando que esta opción sea cada vez más accesible en todo el territorio. La cobertura ya existe en Madrid y Barcelona y se está extendiendo a otras importantes ciudades del país y también en las principales rutas. De hecho, 21 de las 46 capitales de provincia ya cuentan con una gasinera operativa en su entorno urbano o a no más de treinta kilómetros.

Seat también cuenta con planes de electrificación a medio plazo. Sin embargo, ambas alternativas conviven a la perfección, ya que el valor añadido que la compañía tiene con su tecnología híbrida de gas natural comprimido (GNC) y gasolina, es la capacidad de ofrecer ya a sus clientes una alternativa real, efectiva y actual, con vehículos que además tienen un coste de adquisición similar al de un vehículo convencional de gasolina o diésel.

Como se pudo comprobar en el Salón del Automóvil de Ginebra, la marca española también apuesta por la futura electrificación de su gama de modelos. En este sentido, la compañía ha confirmado que la cuarta generación del León contará con una versión híbrida enchufable, mientras que en 2020 también llegarán las versiones híbridas del Tarraco y el primer modelo eléctrico desarrollado con la nueva plataforma MEB del Grupo Volkswagen, cuyo «concept-car» ya ha sido presentado en el salón del automóvil de Ginebra: el Seat el-Born. Asimismo, la compañía española también ha presentado el Minimó, 100% eléctrico con el que avanza hacia el futuro de la micromovilidad en las ciudades.

Los planes de electrificación de la gama Seat van en consonancia con la implementación de grandes avances en la conectividad de los vehículos, así como con un importante proceso de transformación con la llegada de la industria 4.0, donde Seat se posiciona como una compañía líder, y con un cambio progresivo en el modelo de negocio.

Mercado gasista en alza

La demanda del mercado en relación a los vehículos con etiqueta ECO está creciendo de manera exponencial. En el segmento al que pertenecen los utilitarios como el Ibiza y los SUV urbanos como el Arona, las matriculaciones han aumentado en un 81% durante el pasado año. Por su parte, el Ibiza fue el utilitario más vendido en España en 2018, y el Arona fue líder de ventas de su categoría en el canal de cliente particular, situándose asimismo en segunda posición absoluta en su segmento. Por ello, la reincorporación a la gama Ibiza de la mecánica híbrida de GNC y gasolina, y el estreno de la misma en el Arona, conseguirán sin lugar a dudas un éxito similar al que han demostrado en las motorizaciones de gasolina y diésel.

Igual ocurre con el nuevo León 1.5 TGI Evo de 130 caballos, reincorporado en enero a la gama ECO de Seat, que aportará buenos resultados de ventas sobre el compacto español que, en 2018, fue el vehículo más vendido en España y, en el acumulado de lo que llevamos de año, es el segundo modelo más vendido. En su segmento, el de los compactos, la demanda de vehículos bifuel de GNC y GLP aumentó en un 240% durante 2018.

El balance de ventas de modelos de GNC en el ejercicio 2018 fue muy positivo, pese a las restricciones de producción de la gama TGI de Seat debido a la adaptación de la nueva homologación de los motores al ciclo WLTP, y a la implementación de la nueva configuración de la tecnología GNC anteriormente comentada. En el mix de ventas en España de vehículos con etiqueta medioambiental ECO, se registraron un total de 60.265 unidades matriculadas procedentes de todo el mercado durante el 2017, mientras que se matricularon 1.003 unidades de Seat entre el León TGI y el Mii Ecofuel. Por su parte, en año 2018 se matricularon 95.297 unidades en todo el mercado, de las cuales 3.388 unidades fueron vehículos de Seat, con el Ibiza TGI, el León TGI y el Mii Ecofuel. Es decir, en el ejercicio anterior, las matriculaciones de modelos con etiqueta ECO aumentaron un 36,8% en el mercado con respecto al 2017, mientras que las matriculaciones de modelos Seat con etiqueta ECO, pese a las restricciones de producción, aumentaron un 70,4% en 2018 respecto al año anterior. Las previsiones de ventas en 2019 de la gama ECO de la compañía española continúan siendo alcistas, con una previsión aún mayor. El favorable crecimiento de las ventas de modelos impulsados por gas natural, donde Seat es líder del mercado, está propiciando un incremento de la red de gasineras en nuestro país. En total, ya hay 64 gasineras públicas operativas y se espera que, durante el 2019, se superen los 100 surtidores de gas natural en España.

Un contexto favorable al que se suman cada vez más acuerdos, planes de desarrollo, e implementación de puntos de repostaje de GNC por toda la geografía española, con operadoras como Repsol, Galp, Endesa, Redexis, HAM, Aliara, Durogas, Nortegas, Factor Energía, o Naturgy, que recientemente ha anunciado que tiene previsto abrir 16 nuevos puntos de repostaje de GNC en el primer cuatrimestre de 2019, de las cuales 11 serán estaciones públicas.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs