Consejos para evitar incendios en viviendas con la calefacción

La borrasca “Gloria” activa todas las alarmas para los Centros de Emergencias ante el uso de braseros, estufas y chimeneas

Recomendaciones para evitar incendios en el uso de calefactores
Recomendaciones para evitar incendios en el uso de calefactores112 Región de Murcia

El descenso de las temperaturas y la brutalidad con la que la borrasca “Gloria” ha irrumpido en todo el territorio nacional ha puesto en sobre aviso a los equipos de emergencias de todas las comunidades, quienes temen que un mal uso de los aparatos o sistemas de calefacción puestos a máxima potencia puedan provocar fugas de gas o incendios.

Así, desde el Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Región de Murcia, uno de los enclaves más afectados por la oleada de frío, viento y nieve durante estos días, se ha emitido un comunicado en el que se dan una serie de recomendaciones o consejos para evitar incendios.

En las viviendas rurales, chalets y este tipo de domicilios, es muy común hacer uso de estufas, chimeneas y braseros. Por ello, desde el 112 recuerdan que hay que extremar la vigilancia sobre estos elementos, sin dejar nunca cerca de ellos faldillas, sofás o ningún otro elemento que pueda arder al alcance del fuego.

Además, si se enciende una chimenea, brasero o estufa de leña o carbón, siempre hay que dejar una ventana entreabierta, asegurándose de que hay una buena ventilación. En caso contrario, la mala combustión de la leña o el carbón podría provocar que el monóxido de carbono que desprende no se ventilara, llevando así a una intoxicación mortal.

Como medida de prevención, el 112 recomienda apagar por la noche las estufas de leña, carbón o gas instaladas en salones y habitaciones, ya que son espacios donde no suele existir una ventilación adecuada, especialmente en los domicilios de pueblos y municipios de menor tamaño.

También indican que hay que respetar la distancia necesaria entre aparatos calefactores y materiales combustibles de la vivienda, como lo son las cortinas, los manteles, las colchas y todo tipo de elemento que pueda ser susceptible de prenderse.

Otra recomendación es, en ningún caso, utilizar este tipo de aparatos como calefactores para secar la ropa, ya que la humedad o el tejido de las prendas podría provocar un incendio en apenas unos minutos.

Se recomienda no obstruir las rejillas ni los conductos de calderas de calefacción y, en el caso de que se llegue a percibir un olor a gas procedente del aparato calefactor, es importante no encender en ningún caso cerillas o mecheros y ventilar de forma inmediata la habitación y cerrar la llave del gas.