Murcia arranca la redacción del Presupuesto de 2021 sin datos sobre la financiación estatal

Celdrán exige un fondo de compensación para las comunidades peor financiadas y la reforma del sistema de financiación autonómica

El Gobierno regional ha comenzado ya a trabajar en los presupuestos de la Comunidad para 2021, "unos presupuestos en un escenario de crisis cuyo objetivo fundamental es garantizar la prestación de servicios públicos de calidad e impulsar la recuperación económica y social", según ha avanzado el consejero de Presidencia y Hacienda, Javier Celdrán, tras la publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM) de la orden en la que se dictan las normas de elaboración de la ley presupuestaria del próximo año.

La elaboración de estos presupuestos para 2021 arranca, al igual que ocurrió el pasado año, sin que el Gobierno central haya comunicado todavía a las comunidades la información que necesitan para su elaboración, como las estimaciones del sistema de financiación, la regla de gasto o el objetivo de estabilidad.

"El Gobierno regional, en un ejercicio de responsabilidad y para generar confianza, está trabajando ya para cumplir con las previsiones y tener los presupuestos de 2021 en tiempo y forma, pero en el ámbito de la financiación estamos supeditados a una respuesta del Estado que vemos constantemente que no llega", ha señalado Celdrán.

En este sentido, el titular de Hacienda ha subrayado que "aunque la Región fue la segunda comunidad que menor impacto ha tenido en su economía por la crisis sanitaria, no cabe duda de que la situación de crisis económica y social que vivimos requerirá mayores esfuerzos, por lo que vamos a exigir al Gobierno de España que cumpla con la deuda que tiene con los murcianos y aumente nuestros recursos para que la Región y sus habitantes dispongan de los medios que necesitan para poder mantener los servicios públicos de calidad que merecen".

En este sentido, Celdrán ha señalado tres vías fundamentales para incrementar el Presupuesto "hasta igualarlo al menos con el de este año".

La primera y más urgente es la creación de un fondo de nivelación no reembolsable para compensar a las comunidades peor financiadas "y tratar de acabar así con las injustificadas e insolidarias diferencias entre territorios que rompen los principios constitucionales de equidad, justicia y equilibrio territorial".

Celdrán ha advertido no obstante de que este fondo tiene que servir en esta ocasión "para proporcionar a las comunidades más castigadas los recursos que nos corresponden y que nos llevan negando más de 10 años, y no para incrementar la brecha territorial y crear una España de dos velocidades en la que la mitad de los españoles se quedan atrás, como ha ocurrido con el reparto del fondo de ayuda para hacer frente al coronavirus".

En segundo lugar, el consejero ha exigido la reforma del sistema de financiación autonómica, "un sistema injusto que nos castiga y nos maltrata como españoles de segunda y que ha generado casi 9.000 de los cerca de 10.000 millones de deuda de la Comunidad durante sus más de diez años de vigencia". De acuerdo a este sistema, la Región de Murcia es la comunidad peor financiada de España junto con la Comunidad Valenciana.

Por último, y como vía alternativa, la Comunidad exigirá también "que en caso de no ofrecer los recursos que por justicia nos corresponden, al menos se relajen los objetivos de déficit al igual que acaba de hacer el Ejecutivo central con el País Vasco, fijándoselo de manera unilateral en un 2,6 por ciento. Una cuantía que, al menos, se debería igualar".

"No queremos endeudarnos, queremos un reparto justo que nos proporcione los recursos que merecemos y que nos corresponden, pero si esos recursos no llegan sería una doble condena y un ejercicio de cinismo que el Gobierno mantuviese los criterios de Estabilidad Financiera", se ha quejado.

Finalmente, ha defendido que quieren “elaborar los presupuestos de la reactivación, pero si el Gobierno de Sánchez no actúa y toma decisiones arbitrarias para beneficiar sólo a unos territorios por equilibrios políticos estaremos ante unos presupuestos de crisis”.