Murcia, la primera región en regular la “okupación” ilegal de viviendas

La Asamblea Regional aprueba el Decreto Ley de lucha contra las ocupaciones, que en el último semestre han aumentado un 20 por ciento

FOTO: La Razón La Razón

El pleno de la Asamblea Regional ha convalidado con los votos de PP, Ciudadanos y el diputado de Vox, y el voto en contra del PSOE y Podemos, el Decreto Ley por el que se establecen medidas de lucha contra la ocupación ilegal de viviendas en la Región de Murcia. Un Decreto Ley que será tramitado como proyecto de ley gracias al apoyo de los grupos parlamentarios del PP, Cs, Vox, convirtiendo así a la Región de Murcia en la “primera comunidad de España que da el paso”.

Así lo ha puesto de manifiesto el diputado popular Víctor Martínez-Carrasco, quien ha destacado que se trata de un "paso muy necesario y valiente”, regulado bajo los parámetros constitucionales de la norma. “Queremos dar una solución a un problema real y cubrir un vacío que las leyes actuales no cubren”, ha dicho.

Martínez-Carrasco ha señalado que “las okupaciones en el último semestre han crecido en la Región un 20 por ciento”, según datos del ministerio del Interior. Y ha resaltado que “estamos ante un negocio lucrativo en manos de mafias organizadas” para señalar que, según los colegios de abogados, “muy pocos casos de okupaciones son viviendas de fondos buitres o bancos”.

De la misma manera, el diputado regional ‘popular’ ha acusado al PSOE de “amparar el asalto a las viviendas”. Y ha preguntado a su bancada “de qué lado está”. Asimismo ha recriminado al PSOE su rechazo en el Congreso de los Diputados a una ley de Ciudadanos, PP y Vox que pretendía “modificar la leyes de Seguridad Ciudadana y de Enjuiciamiento Civil” con el fin de proteger a quienes son víctimas de esta práctica ilegal.

Estos posicionamientos políticos de PSOE y Podemos hace que “los okupas se sientan impunes”, ha afirmado. “La sensación de impunidad que alientan ustedes con actitudes como las de hoy, donde parecen defender más al que infringe la ley que al propietario particular”, ha insistido.

Para Martínez-Carrasco hay que actuar “dando soluciones a las familias más vulnerables pero nunca a través de la okupación”. Y ha añadido que “la propiedad privada no puede supeditarse a otros derechos que por supuesto deben garantizarse, como es el acceso a una vivienda. Debemos ayudar a quien más dificultades encuentra, pero nunca invadiendo la propiedad legítima del otro”. “Para el PP, la propiedad privada es sagrada” ha enfatizado.