El Ayuntamiento de Murcia retoma la operación frío para acoger a personas sin hogar

Las temperaturas han bajado de los seis grados en algunas localidades

Un hombre sin techo, en una imagen de archivo
Un hombre sin techo, en una imagen de archivoFernando BizerraEFE

El Ayuntamiento de Murcia, por medio del Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social (SEMAS), dependiente de la Concejalía de Derechos Sociales y Familia, que dirige la edil Pilar Torres, va a retomar este puente de San José la ‘Operación Frío’, servicio especial que el Consistorio murciano dispone cuando las temperaturas en el municipio bajan de los 6 grados y que suspendió este mes de marzo ante el incremento de las temperaturas que se produjo.

Desde la puesta en marcha este invierno de este dispositivo han recibido atención un total de 93 personas sin hogar, de las que son 79 hombres y 14 mujeres, según informaron fuentes municipales en un comunicado.

Los técnicos atendieron anoche a ocho hombres y una mujer de nacionalidad española, marroquí, cubana, uruguaya y senegalesa. Las zonas que se recorrieron fueron la Gran Vía, San Andrés, las inmediaciones de la estación de autobuses, San Antón, la Plaza Circular, La Merced, El Carmen, los aledaños de la estación de tren, Infante Juan Manuel, calle Correos y Glorieta de España.

El SEMAS recupera ahora este servicio ante el descenso de las temperaturas que se prevé para las próximas noches con valores propios del invierno. Los técnicos del SEMAS proceden al reparto de alimentos, bebidas calientes, mantas y sacos de dormir a los transeúntes.

La concejal de Derechos Sociales, Pilar Torres, ha explicado que “este servicio se desarrolla estableciendo contacto personal, estudiando la situación particular de cada persona y generando un vínculo que facilite el proceso de intervención y de inclusión social de estas personas, que viven en una situación de exclusión”.

Alerta permanente

Los componentes de este dispositivo especial están en alerta permanente, pero cuando la temperatura desciende de 6 grados la salida se hace más exhaustiva, prestando un servicio de información, atención, acompañamiento y de entrega de bebidas calientes, comida, sacos de dormir o mantas para atender a personas sin hogar que se encuentran en situaciones extremas, procurando promover su integración social.

El SEMAS recorre las calles, jardines, cajeros automáticos y zonas de huerta del municipio prestando ayuda a las personas que duermen en la vía pública y lo necesiten.

En función de las circunstancias concretas de cada persona, se ofrecen, además, distintos recursos, tales como el traslado al centro de la Fundación Patronato Jesús Abandonado o a la Fundación RAIS, otros alojamientos, o centros hospitalarios, en caso de necesidad, además de efectuar un seguimiento.

El Servicio de Emergencia Móvil y Atención Social, integrado por trabajadores sociales del Ayuntamiento y agentes de Policía Local, depende de la Concejalía de Derechos Sociales y Familia, que dirige Pilar Torres.