El chiringuito de Pedrerol: La inoportuna ausencia de Ramos
foto-autor

No era el momento de darle descanso a Ramos. El Real Madrid ha viajado a Rusia sin su capitán tras ser goleado por el Sevilla y sin ser capaz tampoco de marcar ni ganar al Atlético. Los blancos se han ido a Moscú con un montón de dudas en la maleta. Con un delantero como Benzema que lleva cuatro partidos sin hacer gol y casi sin rematar. Con bajas muy importantes como las de Marcelo, Isco y Bale. Con la obligación de reaccionar y darle una alegría a su afición.

¿No había de verdad una mejor ocasión para que el central sevillano pudiera descansar? Es cierto que lo ha jugado todo y que parar le vendrá bien, pero no en la Champions y cuando el Madrid no se puede permitir otro tropiezo que le haría entrar en crisis. Si hay un problema físico, no estaría mal tampoco que el club lo comunicase. De lo contrario, no se entiende absolutamente nada.

El Madrid vive un momento muy delicado tras el bochorno del Pizjuán y el empate del derbi. Necesita más que nunca personalidad en el campo. Le hacen falta referentes, jugadores que pongan firmes a los demás, que hagan espabilar al equipo con un grito, que tiren del carro, que levanten al vestuario.

Se comprende que Sergio necesita seguramente descanso, pero... ¿por qué ha jugado todos los minutos contra el Espanyol o el Leganés y ahora desaparece en Europa? El torneo que ha dominado cuatro temporadas de las cinco últimas. El trofeo que ha levantado tres veces seguidas. Su competición. Y donde hay menos margen de error. Con el madridismo preocupado por los dos últimos partidos, el capitán desaparece el día en que el Madrid puede dejar encarrilado el grupo con una victoria a domicilio tras comenzar ganando en el Bernabéu a la Roma.

Este Madrid de Lopetegui atraviesa muchas dudas, y esos dos días de concentración en Moscú eran también una gran oportunidad para que el capitán ejerciera su influencia sobre el vestuario. Pero será baja contra el CSKA. Tampoco estará Marcelo, el segundo capitán. Será Benzema el que lleve el brazalete. El jugador más discutido por el Bernabéu en los últimos años será el encargado de ser el jefe de la expedición madridista.

El Bernabéu empieza a dudar de Lopetegui. Aunque el Barça ha ayudado con sus sorprendentes tropiezos, el Madrid ha sido incapaz de derrotar a sus tres rivales más complicados en Liga: Athletic, Sevilla y Atlético. Además, el ninguneo a Vinicius empieza a ser llamativo. Le sacó en el minuto 88 tras agotar a Mariano calentando en la banda. La ausencia de cambios en momentos clave también le pesa al técnico. La gente les quiere ver a los dos cuando el equipo se atasca, no en la recta final de los partidos. Ceballos y Courtois han sido las únicas noticias positivas en las últimas semanas.

Sergio es mucho más que un gran jugador. Es el capitán. Es el ejemplo. En estos momentos, el equipo le necesita más que nunca. El Madrid necesita un líder. Y ese líder es Ramos.