Que el fin del mundo nos pille en Nueva Zelanda
«Empresas especializadas en búnkeres admiten que la demanda en esta isla de Oceanía ha crecido exponencialmente»
foto-autor

Siempre se decía, incluso escribía, que los billonarios del planeta habían escogido Nueva Zelanda como lugar de retiro en caso de apocalipsis. De hecho, empresas especializadas en búnkeres, como Rising S han reconocido que la demanda en esta isla de Oceanía había crecido exponencialmente desde 2017. Numerosos periodistas han intentado confirmar si era una realidad, un rumor o simplemente una fanfarronería, un deje del llamado 1% de diferenciarse de los «simples» millonarios. Y es que después del chalé, el todoterreno, la casa en playa y la luna de miel en Maldivas, no llega la felicidad, aún falta un búnker en Queenstown, Nueva Zelanda.

Intrépidos reporteros se han recorrido los amplios prados de Queenstown. Buscaban sospechosas puertas horizontales que den paso a un sótano con invernaderos, potabilizadoras de agua, comida en lata y oxígeno, pero también cómodas camas, pequeñas salas de cine, billares y gimnasio. No olvidemos que estas casas bajo tierra son para la élite. Los periodistas han preguntado a los guardeses de las fincas y consultado al catastro neozelandés persiguiendo nombres de multimillonarios. Sin embargo, para las empresas que construyen estas viviendas post apocalipsis, la privacidad es una de sus reglas de oro.

En medio de toda esta rumorología, que volvió a estar en boga por la pandemia, una universidad británica ha dado a ese 1%, precisamente lo que querían oír. La Anglia Ruskin University ha realizado un estudio sobre cuáles serían los mejores países para sobrevivir a un colapso de la civilización global. Los investigadores se han basado en tres parámetros clave para que se den las condiciones más favorables para la vida: la autosuficiencia (tanto energética como manufacturera), la llamada capacidad de carga (tierra disponible para la agricultura y granjas respecto a la cantidad de población) y por último, el aislamiento (distancia de otros grandes centros de población), para evitar migraciones, vamos.

¿Y qué nación del mundo es la más resistente a las futuras amenazas como el cambio climático? Efectivamente, Nueva Zelanda. El estudio halló que «Nueva Zelanda, junto con Islandia, Reino Unido, Australia (específicamente Tasmania) e Irlanda, eran los países actualmente más adecuados para mantener los niveles más altos de complejidad social, tecnológica y organizativa dentro de sus propias fronteras si se produjera un colapso global». Lo difícil va a ser llegar hasta allí.